1 sept. 2009

Ensayo sobre la Ceguera de Saramago


Jose Saramago es un escritor de renombre, sobretodo por haber recibido el Premio Nobel de Literatura en 1998 por la Academia Sueca. En la actualidad tiene ochenta y seis años, y sigue escribiendo.

Saramago, más concretamente refiriéndome a "Ensayo sobre la ceguera", no es un autor que pueda ser leído por cualquiera, tampoco es novela juvenil; sin embargo, cuando leí la novela tuve claro que tenía que hablar de ella, sobretodo del gran impacto que causó en mí. Advierto que no es recomendable para menores de dieciocho años, y que puede herir la sensibilidad del lector en algunos puntos -quién sabe, quizá en todos los puntos- así que delicados y soñadores, absténganse de desvelar el secreto oculto entre sus páginas.

Quizá sea porque es el primer libro de Saramago que leí, pero en mi modesta opinión es una novela que debería de tener todo el mundo en su biblioteca particular, para que cuando nos hundamos en el egoísmo podamos retomar el camino correcto.

Os cuelgo la sinopsis, extraída de Lecturalia.com:

Un hombre parado ante un semáforo en rojo se queda ciego súbitamente. Es el primer caso de una «ceguera blanca» que se expande de manera fulminante. Internados en cuarentena o perdidos en la ciudad, los ciegos tendrán que enfrentarse con lo que existe de más primitivo en la naturaleza humana: la voluntad de sobrevivir a cualquier precio.

Ensayo sobre la ceguera es la ficción de un autor que nos alerta sobre «la responsabilidad de tener ojos cuando otros los perdieron». José Saramago traza en este libro una imagen aterradora y conmovedora de los tiempos que estamos viviendo. En un mundo así, ¿cabrá alguna esperanza? El lector conocerá una experiencia imaginativa única. En un punto donde se cruzan literatura y sabiduría, José Saramago nos obliga a parar, cerrar los ojos y ver. Recuperar la lucidez y rescatar el afecto son dos propuestas fundamentales de una novela que es, también, una reflexión sobre la ética del amor y la solidaridad.


El libro te sorprende desde el principio, no sólo por el estilo del autor -no hay párrafos, no existen los guiones; tampoco los personajes tienen nombres, simplemente descripciones detalladas- que te desconcierta si no estás acostumbrado, sino por el panorama crudo y delosador que te presenta el libro.

Todo el país es azotado por la ceguera que te hace nadar "como en un mar de leche" una mujer, única como pocos, es la principal observadora de la novela. Ella es, desde el principio, la única que ve, aunque lo oculta a ojos de todos para poder estar con su marido, afectado por el extraño virus, y que es confinado junto al resto de los enfermos en un edificio en cuarentena.

A través de los ojos de "la mujer del oculista" -no se menciona su nombre-, la cual ejerce de guía de su marido e intenta poner algo de orden en el caos, conocemos el lado más primitivo del ser humano, confinado como un simple animal en un mundo absolutamente desconocido y aterrador, que se dejará arrastrar por el egoísmo y la corrupción, por la avaricia y deseos más violentos.

Cuando los afectados por la ceguera son confinados en un pabellón junto a la chica que ve, la vida se vuelve primigenia y caótica. Se pelean, hacen sus necesidades en cualquier lado, comen en desorden, etc. Mientras los habitantes del zulo -como yo lo llamo- se van acostumbrando a su nueva vida, nuevos afectados comienzan a llegar, creando con ello problemas cuando la comida empieza a escasear, y un hombre se nombra a sí mismo "Jefe del módulo 3", haciéndose con el abastecimiento de alimentos que les hacen llegar desde el exterior, lo que causa que el resto de los módulos tengan que negociar el modo de pagar su ración de comida diaria. Creedme, el Jefe del módulo tres es un perfecto capullo, así que imaginaos la forma que tiene de hacer que paguen.

Como ya comenté es una novela que te hace pensar, sentirte responsable de tu propia vida, de la de los demás. Crea un conflicto moral con cada línea que lees, calándote hondo, muy hondo, llegando incluso a replantearte el estilo de vida que puedes estar viviendo y tu bondad para con otros.


Puntualicé al principio la singularidad de la novela, ¿verdad? Esto en un lector inexperto -o incluso experto- puede crearte confusión, yo estaba hecha un lío, os lo aseguro. No hay guiones -se sitúan entre comas-, ni párrafos, o nombres. Para diferenciar cada personaje, Saramago expone una descripción detallada de cada uno de ellos, haciendo hincapié en alguna característica especial -por ejemplo "el chico con estrabismo"- y poco más.

Tampoco sitúa la acción en un país o una ciudad concreta, al igual que ocurre con el período de la novela. Puede ser a principios de los noventa, que futurista, que de la década de los treinta. El caso es que esos toques hacen diferente al libro -al autor-, y te hace desarrollar a fondo tu mente, expandiéndola para contruir tu propia "Ciudad sin ojos" -vale, muy morboso, pero es lo que hay- e incluso los nombres de los personajes.

Saramago te hace ver con su estilo inusual la cruda y oculta crueldad del ser humano cuando es puesto a prueba. Te hace desprenderte de la venda que te lanza a una burbuja color rosa, adentrándote en lo que es la realidad, cruel y solitaria realidad, ésa que intentamos apartar de un manotazo cada noche cuando nos visita inesperadamente desde algún recoveco de la conciencia.

Bienvenidos a la desdichada moral humana.

Ensayo sobre la Ceguera salió por primera vez a la venta en 1995, así que podéis encontrarla en cualquier librería, en múltiples formatos, y precios bastante asequibles, por lo tanto ésta vez me abstengo de recalcar precio alguno.


La novela dio pie a una adaptación cinematográfica en el 2007 titulada "Blindess" -A Ciegas en España- y que no tuvo mucho éxito en taquilla, aunque es una adaptación aceptable. Está protagonizada por Julianne Moore y Gael García Bernal -¡es taaaaaaaaaaan mono!-, que hace de "Jefe del módulo tres".

Ensayo sobre la Cegura tiene una segunda parte, Ensayo sobre la Lucidez, que se publicó en 2005. No puedo decir nada de él porque todavía no me lo he leído, así que en cuanto lo compre y devore os lo digo, de momento os dejo la sinopsis, extraída de Lecturalia.com:

Durante las elecciones municipales de una ciudad sin nombre, la mayoría de sus habitantes decide individualmente ejercer su derecho al voto de una manera inesperada. El gobierno teme que ese gesto revolucionario, capaz de socavar los cimientos de una democracia degenerada, sea producto de una conjura anarquista internacional o de grupos extremistas desconocidos. Las cloacas del poder se ponen en marcha: los culpables tienen que ser eliminados. Y si no se hallan, se inventan.

Los protagonistas de esta nueva novela de Saramago, un inspector de policía y la mujer que conservó la vista en la epidemia de luz blanca de Ensayo sobre la ceguera, dan muestras de la altura moral que los ciudadanos anónimos pueden alcanzar cuando deciden ejercer la libertad.

Saramago, un escritor que se ha convertido en la conciencia lúcida de una época cegada por los mecanismos del poder, lanza una llamada de alerta: «Puede suceder que un día tengamos que preguntarnos Quién ha firmado esto por mí». Ese día puede ser hoy



AVISO: Tanto la película como el libro no son recomendados para menores de 18 años, ¿ok? Tanto uno como otro son bastante fuertes.

Os cuelgo el trailer de la película en castellano.



En fin, me he salido un poco de lo habitual, pero creo que es bueno leer todos los géneros -aunque éste es calificado como ficción, así que no me hallo tan lejos ^^- incluso puedes llegar a sorprenderte.

Las fotos son: Una de las portadas del libro, una foto del autor y el cartel de la película. Todo extraído de google.

Información adicional a fechas y tal de wikipedia.

¡Nos leemos!

No hay comentarios: