22 oct. 2009

Jinx de Meg Cabot


Cuando leí la sinopsis de éste libro me recordó muchísimo a la trama de la película The Craft, que en España fue estrenada con el título "Jóvenes y Brujas" en 1996, convirtiéndose en un boom entre adolescentes. Ya sé que algunos de vosotros es demasiado joven para recordarla, pero si podéis verla ya veréis el porqué de las similitudes, aunque el libro evidentemente tiene sus diferencias.

Os dejo la sinopsis extraída del blog milunaplateada.blogspot.com:

La chica de pueblo Jean (también conocida como Jinx) ha sido siempre un imán para la mala suerte. Ella espera que al mudarse al otro lado del país (de Iowa a Manhattan) pueda finalmente dar vuelta a su suerte, pero tiene otros asuntos esperándola. Poco después de su llegada, se entera que su prima Tory se ha obsesionado con la brujería, algo que Jean quiere desesperadamente evitar. Cuando Jean se rehúsa a unirse a la cofradía de Tory y se hace amiga del guapo chico del que está enamorada Tory, Tory busca venganza. A través de una serie de vueltas y giros (algunos mágicos, algunos mundanos), Tory complota la caída de Jean. Jinx puede renunciar a su nueva vida (y a su nuevo amor) y mudarse de regreso a Iowa, o puede finalmente aceptar sus poderes y dar pelea

La vida de Jinx ha sido siempre un desastre. Con tan sólo dieciséis años, Jean -a la que apodaron Jinx- ha tenido mala suerte toda su vida, llegando incluso a tener que lidiar con un acosador. Por éste motivo, e intentando olvidar sus malos recuerdos, Jinx deja su pueblecito rural de Iowa para trasladarse a Nueva York, donde vivirá con sus tíos y sus tres primos: Ted, Alice y Tory Gardiner. Lo que Jinx no se imagina, es lo cambiada que están las cosas respecto a Tory, la prima de su misma edad con la que ella se subía a los árboles y jugaba en el jardín cinco años atrás.

Nada queda ya de esa chica rubia y gordita que Jean recordaba. Nueva York la ha borrado de un plomazo. Ahora Tory es una especie de Kate Moss chic y popular obsesionada con las pastillas, el alcohol y la marihuana; siempre acompañada por sus inseparables amigos, Chanelle, Lindsay, Robert, Shawn y Zach, el vecino de Tory y del que está tremendamente enamorada -aunque yo diría obsesionada-. Todos ellos van al instituto Chapman, donde Jinx va a cursar lo que le queda de instituto.

Pero cuando todo parece ir medianamente bien y Jinx cree poder superar su pasado en Iowa, sucede algo que cambia el curso de la historia: Jinx salva la vida de Zach. Es entonces que Tory se da cuenta de que Jinx, al igual que ella, es una bruja de grandes poderes. Dispuesta a ficharla para su Coven -su aquelarre, como los vampiros- Tory le enseña cosas que Jean prefiere ignorar, y se niega a formar parte de nada que tenga que ver con la maia oscura.

Por otro lado, Jinx y Zach empiezan a hacerse amigos, para disgusto de Tory, que tampoco está muy contenta con Jinx desde que se negó a formar parte de su Coven. A partir de ahora, Tory ve a Jinx como una amenaza, una mosca que hay que eliminar cueste lo que cueste, aunque sea con magoa negra y poderes ocultos.

La novela es muy sencilla, simple y con personajes cliché, pero aún así recomendable por su estilo ligero, tan fácil de leer que yo lo hice en unas cinco horas. Yo he apodado a Cabot como la "Carrie Bradshaw adolescente" ya que sabe plasmar bastante bien las preguntas que se dan en esas época por la que todos pasamos o estáis pasando.

Y qué decir de la malvada Tory. Yo es que siento debilidad por los personajes con "mala leche" de las novelas y ésta no es la excepción. Para mí Tory Gardiner es una Blair Waldorf en potencia, que sabe sacar partido a su belleza para inclinar la balanza a su favor, donde se oculta la verdadera esencxia. Tory es una psicópata, y eso me gusta.

Y de Jinx, el personaje principal, sigue la misma línea que el resto de principales de Cabot, aunque tiene un pequeño detalle que lo hace adorable, y es lo patosa que puede llegar a ser. Además, Jinx es muy puritana, l que a veces crea unas situaciones graciosas, como cuando descubre a su prima fumando marihuana. Pero es que Jinx tiene todas las papeletas para ser una chica geek: Hija de predicador, violinista, inteligente...

Como ya dije, es una comedia juvenil muy suave, y muy recomendable si has estado líada con una saga un tanto enrevesada, para desconectar un rato antes de volver a meterte en otra colección.

Jinx se publicó en EEUU el 31 de Julio del 2007, y como siempre con Meg Cabot llegó a la cima de ventas. En España no se va a publicar de momento, pero podéis encontrar por la web sitios dónde descargarlo en castellano, gracias a chicas que lo han traducido.

Y poco más, ya me diréis qué os pareció, ¿ok?

¡Nos leemos!

4 comentarios:

barnsdale11 dijo...

Muy buena reseña, y has clavado el libro a la perfección :)

Es muy parecido a todos los demás libros de Meg Cabot, algo muy bueno para una tarde ociosa, pero yo personalmente me quedo con Teen Idol ^_^

ilonga dijo...

Yo tengo este libro y la verdad es que no me gustó para nada. Me quedo con Avalon High.

PD- A mi también me recordó mucho a The Craft.

Shashira dijo...

A mí también me gustó más Avalon High, sinceramente, aunque de los que llevo leído de Meg Cabot, me quedo con la saga Mediadora.

ilonga dijo...

La Mediadora también los tengo (los 6), pero los leí salteados porque amazon no me los envió en orden y no quería esperar y ahora ya ni recuerdo cuáles eran los que me faltaban...

tendré que leerlos nuevamente y en orden ;)