31 ene. 2010

Soy Movimiento Contra la Violencia Sexista


Soy Movimiento 2010 es una iniciativa que arranca a raíz de la idea de tres blogs: Letras y Escenas, Soñadores de Libros y Perdidas Entre Páginas. Cada semana se posteará sobre una causa, intentando así concienciar al mundo de lo que está pasando. Así pues, esta semana es contra la violencia sexista, y ya con este post se termina esta campaña. Si queréis ver los blogs que participan, haz click aquí.

Debido a mi profesión trato todos los días con mujeres maltratadas y, a veces, incluso sus hijos. Todo el mundo piensa que lo peor son las palizas, aunque realmente creo que el infierno se lleva por dentro. No eres tú, sino una extensión de él, y haces lo que él dice, y cómo él dice. Y no porque te apetezca, sino por miedo; miedo a su mano, a que un día se le vaya y acabes muerta, o que les toque a tus hijos.

Desde fuera, siempre decimos eso de: ¡Escapa! Pero no es fácil. Imaginad años -incluso décadas- "maniatada" a alguien que controla tu vida, que no deja que te pongas esto o aquello, o leas una revista, o vistas de rojo. Que jamás ha permitido que te desenvuelvas por tí misma, siendo independiente, teniendo un trabajo, amigos, un círculo social que te apoye. Es lo que nosotros llamamos el aislamiento, porque realmente te sientes sola, y crees que no puedes vivir sin él, que qué ibas a hacer sola en el mundo. Entras así en el círculo vicioso, el pez que se muerde la cola.

Yo he tenido mujeres que han llorado al ser capaces de pintarse las uñas por primera vez en treinta años, porque sus maridos decían que eso era de "mujeres vividoras"; he visto a mujeres quererse suicidar porque no podía vivir más ese infierno, sin importarle que sus hijos se quedaran desamparados. Angustia, represión, miedo, odio. He visto a mujeres que denunciaron y tuvieron un "vivieron felices" junto a sus hijos, libres por fin de las cadenas que la ataban. También otros "The End" que es mejor no recordarlos, porque se te eriza hasta el último vello del cuerpo mientras tienes ese sabor agrio en la boca que te dice que quizá no hiciste lo suficiente, no ayudaste en esto o aquello.

Nunca dejes que te toque, porque si lo hace una vez, puede hacerla dos.

Y aquí la canción de Bebe, una cantante española, sobre el maltrato:

¿Su título? MALO



Y aquí otro de ella, pero en honor a todas las mujeres del mundo, para que no nos dejemos infravalorar NUNCA:

¿Su título? Ella

1 comentario:

Raquel dijo...

Puf tema delicadisimo, también he estado trabajando con mujeres y es una tema terrible, en el que se debe ir con pies de plomo, una actuación en la que el fin es ambiguo a la vez que desde dentro esta claro; salir de ese circulo, denunciar, superar, rehacer ect, pero nunca se sabe si estamos construyendo la liberación y la nueva vida de esa mujer o su tumba. Dificil, duro y a veces satisfactorio.
Un beso