15 ene. 2010

Soy Movimiento por la Tolerancia


Soy Movimiento 2010 es una iniciativa que arranca a raíz de la idea de tres blogs: Letras y Escenas, Soñadores de Libros y Perdidas Entre Páginas. Cada semana se posteará sobre una causa, intentando así concienciar al mundo de lo que está pasando. Así pues, esta semana -y sé que voy con retraso, lo siento- toca hablar de la Tolerancia.

Para ver aquellos blogs que participan, haz click aquí.

Wikipedia define la Tolerancia como:

El respeto que se tiene a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias o a la de las otras personas en su total magnitud. Es la actitud de una persona respecto a aquello que es diferente de sus valores. También es la capacidad de escuchar y aceptar a los demás, comprendiendo el valor de las distintas formas de entender la vida.

Con lo bonito que suena, y lo poco que lo llevamos a la práctica; porque, y aquí voy a ser dura, crítica y abogada del Diablo, fomentar la tolerancia no sirve de nada cuando no sabemos cómo llevarla a cabo, y seamos sinceros: No tenemos ni puñetera idea. He leído por ahi una frase que me ha calado: "Hay que ejercer la tolerancia, pero no todo es tolerable". Lo que te incide a preguntarte, ¿qué es respeto y qué indiferencia? ¿hasta dónde somos capaces de aceptar a los demás? ¿presumimos de lo que carecemos?

Medio mundo puso el grito en el cielo cuando millones de judíos fueron asesinados, aniquilados y torturados en la Alemania nazi allá por los años cuarenta, y se dijo nunca más. Pero fuimos capaces de "tolerar" que en Suráfrica el Apartheid segregara su sociedad en blancos y negros, para luego meterlos en guettos, y más tarde aniquilarlos cuando se manifestaban por la igualdad racial allá por los años setenta y ochenta.

España se lleva las manos a la cabeza cuando se cuenta que muchos en la Guerra Civil fueron fusilados por ser homosexuales, y se dijo nunca más. Sin embargo, hoy la gente continúa manifestándose en contra de los matrimonios homosexuales y su permiso de adopción como cualquier familia; se insulta si dos mujeres se besan en la calle, o si dos hombres van cogidos de la mano cuchicheamos a escondidas o descaradamente.

Cuando en España tuvimos que emigrar hace décadas y fuimos los "parias" en diferentes países europeos, tachamos a más de uno de intolerante y explotador. Hoy, cuando deportamos a miles de magrebíes que intentan buscar una vida mejor cruzando el Estrecho -muchos de ellos muriendo en el intento- en patera, o dejando a su familia a miles de kilómetros para ganar cuatro perras en un trabajo de mierda, nadie recuerda que una vez nosotros fuimos ellos, y quién sabe si en un futuro repetiremos.

Todo el mundo ve una tontería que la sociedad del siglo XIX se burlara de aquellas mujeres que se atrevían a llevar pantalones. En la actualidad, un emo, un gótico, hippie, heavy y demás tribus urbanas -¿se dice así? Bueno, antropológicamente hablando creo que sí- sigue tachándose de friki, perdedor y marginado social.

¿En definitiva?

No somos lo que creemos, sino lo que hacemos.

Dime de qué presumes, y te diré de lo que careces.

¿Algo que mejorar?

Piénsalo, y me dices.

4 comentarios:

Raquel dijo...

Me ha encantado el post, y bueno, la idea, por supuesto.
Vivimos en un país donde lo diferente es rechazado, ni siquiera nos planteamos conocerlo, entenderlo. Porque lo diferente da miedo. Y eso nos lleva a la intolerancia en la que vivimos.
Solo espero que poco a poco podamos cambiar eso.

barnsdale11 dijo...

Hay intolerancia, hay indiferencia, hay ignoracia, hay el lavarse las manos, hay el hacer oídos sordos, hay el ampararse en las mayorías, etc, etc, etc.

Chica, qué bien has hablado. Me quito el sombrero.

Shashira dijo...

Raquel: Gracias, se agradece que guste la redacción. Y sí, has dicho la frase clave: Lo diferente da miedo. Creo que al ser humano le cuesta integrar en su medio social algo que le es ajeno a su círculo habitual. Yo espero verlo algún día.

Barnsdale: Como siempre, tus comentarios me dejan con una sonrisa de oreja a oreja. No sé porqué, pero siempre me levantas el ánimo. Gracias de todo corazón.

barnsdale11 dijo...

Gracias a ti!!! Me encanta leer tu blog!! :) (ahora llega el momento del abrazo virtual. Muacs!)