18 abr. 2010

Embrujo de Nina Blazon


En realidad tenía pensado colgar la reseña de Mordiscos de Amor de Michelle Rowen, pero como he reseñado varios libros seguidos con muy buenas calificaciones tengo veneno viperino almacenado que hay que escupir con urgencia, así que me he decidido por Embrujo de Nina Blazon.

Sinopsis

El misterioso Faun ha llegado a la ciudad donde vive la
joven Jade con una misión: capturar a los Ecos, las criaturas que desde hace un tiempo ensombrecen la tranquilidad del Reino de la Señora. Proveniente del
Norte, Faun ha sido reclutado por la tiránica gobernadora y, cumpliendo con sus designios, se hya instalado en el pequeño hotel que regentan Jade y su padre. El primer encuentro entre Jade y Faun es hostil, pero con el paso de los días Jade se siente cada vez más atraída por su huesped, con quien sólo comparte algunas horas al caer el sol, porque durante el día se comporta como si fueran dos extraños.

Al cabo de algunas semanas, Jade cae, por accidente, en el río y se da cuenta de que su imagen reflejada en el agua cobra vida. Entonces tiene una revelación: ¿y si ella fuera portadora de sangre de Eco? Esto la convertiría en acérrima enemiga del chico del que está enamorada...


Si lo que buscas son páginas y páginas repletas de clichés, créeme, este es tu libro. No falta absolutamente de nada: El trío amoroso, la mala, el viejo sabelotodo, el padre, la amante del padre, los malos que no son malos, los buenos que tampoco lo son, los rebeldes y una trama con más agujeros que una red de pescar.

Situémonos en una ciudad, un lugar dónde la gente vive en barcos junto al río, hay magia a borbotones, casas de madera e inexplicablemente existen los ascensores. Pues en ese lugar mezcla de El señor de los Anillos y Minority Report vive Jade, cuyo padre es dueño del hostal de la ciudad. Lo que más hay que tener en cuenta de esta muchachita es que le encanta, como no, saltarse las normas. La Señora -reina del país, y de la cual no se le conoce rostro alguno por llevarlo oculto tras una máscara, todo muy a lo zorro- prohíbe vender alimentos o artilugios en el mercado negro, pero Jade se salta la norma y, hala, a hacer de las suyas. Pero, claro, una mañana que ella va al mercado super happy de la vida se topa con dos Ecos, unos seres que en realidad se componen de agua y se pueden ver en reflejos. Los Ecos son perseguidos por la Lady, pero a Jade le importa un comino y les ayuda a escapar, lo que le lleva, prácticamente, a estar obsesionada con ellos durante una cuarta parte del libro.

Los otros tres cuartos, evidentemente, son los dedicados a Faun, nuestro playboy de turno. Faun es rarito de la hostia. Ha llegado a la ciudad llamado por la Lady con un séquito de animaluchos y un amo que es de armas tomar para matar Ecos. Faun y Jade se odian a muerte, bueno, al menos al principio, luego ya todo cambia. Pero mientras tanto, Jade descubre que ella tiene una conexión con los Ecos, y eso da mal rollo si lo que pretendes es liarte con un tipejo que los mata. El dilema es, ¿que hacer?

Con este libro ocurre exactamente lo mismo que con la mayoría de los de la editorial Montena: O lo odias a muerte o le dejas pasar los fallos y te gusta. Y es que no puedes negar que Blazon vendrá con mucha reputación y muchos premios bajo el brazo, pero desde luego calar, lo que se dice calar, como que no. Yo, y lo digo en serio, es que creo que esta editorial no da una derecha desde hace ya tiempo. Primero Eternidad, luego Cuatro Almas, le sigue Embrujo y ahora Oscuros. Yo no sé si reírme o llorar.

¿Comenzamos, pues, a escupir veneno?

Primero: el principio del libro es muy precipitado. Comienza con una persecución a tres bandas: Por un lado Jade, por otro los Ecos, y más allá soldados de la Lady. Te mete demasiado pronto en la acción sin explicarte prácticamente nada -¿qué son los Ecos? ¿Y la Lady? ¿Por qué los persiguen?-, lo que implica que no te enteres del "percá" hasta unas cuantas hojas más adelante. Estás leyendo y tienes la sensación de que te faltan hojas, o te saltas algo. No me importa si te meten en al trama desde el principio -qué mejor ejemplo que Ciudad de Hueso de Cassandra Clare- pero si te atreves con algo tan "peligroso" debes hacerlo correctamente y no dejarme a medias. Luego está el hecho de que, una de dos, o te suelta una parrafada sobre el paisaje, personajes, y el hostal, o simplemente se queda corta. Para llegar a entender un poco el libro hay que superar las primeras cincuenta páginas, y eso si llegas sin aburrirte, que ya es mucho.

Segundo: ¿A alguien le duele los ojos de las faltas ortográficas tanto como a mí? Se comen letras, no entiendes las explicaciones, palabras repetidas... Es que esto se está convirtiendo en algo habitual dentro de todas las editoriales, y ya estoy harta. Si quieres, pretendes, deseas que compre uno de tus libros por un precio que encima me parece exhorbitado, joder, al menos haz que valga la pena. Una cosa es que dos o tres palabrillas anden por ahí sin acento, pero que la traducción sea indescifrable en ciertos momentos es haber metido la pata hasta el fondo.

Tercero: Los personajes son los reyes de los tópicos de literatura juvenil. Jade, la prota, es la chica sencilla, valiente y descarada que, oh sorpresa, tiene poderes. Faun es el bipolar que parece un capullo integral para luego, oh sorpresa, ser más bueno que el pan y una clonación del Doctor Jeckill y Mr Hyde. Y no nos olvidemos del tercero en discordia, Martyn -el sucedáneo de Jacob Black-, ex-novio-mejor-amigo de Jade que más que nada es su hermano aunque hayan tenido líos de cama y rolletes varios durante un tiempo. Lo único que merece la pena en este campo son los Ecos, los malos-ahora-buenos, que tanto abundan últimamente. Los Ecos son personajes originales, que aunque siempre aparecen en un segundo plano son un pilar básico para la trama del libro. Me gustan mucho, salvo por el hecho de que la autora no se explaya demasiado en aclarar la naturaleza de estos seres.

- ¿De verdad os gusta tener que pagar tributos para
poder vivir en vuestra propia ciudad? -se mofó Faun-. Estas leyes yo no las
puedo comprender.

Aquel día, encontrarse de cara con la verdad no la
enojó, sino que la entristeció. “Es evidente que somos unos esclavos”, pensó
apesadumbrada.

- ¿Y qué hay de tu madre? ¿Ella también murió durante la
guerra de...?

- ¡No pienso contestar esa pregunta! -le interrumpió Jade
de forma brusca-. Es tu turno, Faun. ¿Por qué vais a palacio hoy? Vosotros sois
cazadores, ¿no es cierto? ¿La Lady os ha hecho llamar a causa de los ecos?

Las preguntas lo pillaron tan desprevenido que Faun abrió los ojos con
asombro. Bajo la luz oblicua, Jade observó que él tenía pupilas, y que su iris
no era de color negro obsidiana, sino de un intenso y felino color marrón cobre.

- ¿Cómo se te ocurre una cosa así?

- ¿Es que lo de la caja no es un eco?


Cuarto: La trama es para llorar. Te presentan un misterio misterioso, algo que te mantiene en vilo durante hojas y hojas para que ¡puff! de repente por obra y gracia del Espíritu Santo y sin venir a colación Jade descubra todo de golpe y sin investigar, todo muy a lo Hércules Poirot y Sherlock Holmes; lo único que le falta decir es "Elemental mi querido Faun. Elemental". Luego está la historia de amor, esa hsitoria de amor que pretende ser estilo "te quiero pero te odio y ¿qué hace ese amiguito tuyo ahí? ¿y esa amiguita tuya allá?". El problema es que queda más bien como algo más estilo "vamos a odiarnos durante el día y por la noche nos queremos en la camita, ¿amigos? ¿qué amigos si sólo existes tú?", lo que en mi opinión más tarde es justificado pero que no me acaba de convencer. Ah, y ese final que me dejó helada, en estado catatónico hasta que pude salir de mi ensimismamiento. Yo me trago todo un libro, para que en diez hojas me desentrames todo el rollo, sin explicación, y encima me tengo que conformar. Toma ya. La impresión que tienes al terminarlo es que debe haber una segunda parte, o por obligación y traumas emocionales deben devolverte el dinero.

Quinto: La portada me gusta, pero es una clonación exagerada y descarada de los libros de La Casa de la noche P.C Cast y Kristin Cast -a las cuales, todo sea dicho, tampoco soporto-. Lo único que logra superar la aversión a una mala portada es una gemela de otra.

Nota final:


Y que conste que le he dado dos florecillas por la aparición de los ecos, que sino se llevaría una y mucho sería ya. Yo no es un libro que recomendaría. Si te gustan los libros estilo Eternidad, Oscuros y tal, tal vez lo adores, pero sino, absténgase porque puede herir la sensibilidad del lector.

Embrujo salió a la venta en Febrero de este año bajo el sello de la editorial Montena, y lo podéis encontrar en cualquier librería por 14.95 euros, lo que me parecería barato si no fuera por los errores de impresión. No tiene secuela, así que es un tomo -menos mal- algo que ya no abunda dentro del panorama juvenil.


Creo que nada más, me voy tranquila a la cama esperando vuestros comentarios.

¡Nos leemos!

10 comentarios:

Selene dijo...

Pues que va si tuviera sombrero me lo saco ya, no estoy de acuerdo con algunas cosas. Pero la forma en que escribiste me encantó, simplemente genial, lograste transmitir muy bien tu opinión.

Por cierto ya nació tu bebe.

Elwen dijo...

Yo tampoco estoy de acuerdo con un buen par de cosas que has dicho pero es cuestión de impresiones. Precisamente hoy tengo previsto publicar mi reseña de este libro.

loly20 dijo...

Lo primero hola XDXD soy nueva por aki pero solamente en lo de escribir porque visito tu blog muy a menudo.
Ummmm... siempre veo este libro y es llamativo pero no terminaba de gustarme del todo y ahora he visto muchas opiniones de él y no se, no sé...

Megami dijo...

uff, que chungo lo has puesto... aún así me sigue llamando la atención y me gustaría poder leerlo, espero que si lo hago me guste más que a tí!!

Besos!!^^

Shashira dijo...

Selene: El niño aún no ha nacido, hasta Junio hay que esperar ^^ y sí, yo admito que cuando no me gusta un libro soy peor que una Furia, igual que si me encanta soy peor que una animadora con pompones y confetis, ¡la pasión me puede! Pero de este libro esperaba más, mucho más de lo que me ha ofrecido, y ojo, no porque haya leído buenas o malas reseñas, sino porque ya desde que leí su sinopsis le eché el ojo.


Elwen: ¡Ya leí tu reseña! Como ya te dije, y repito, para gustos los colores. Y me vuelvo a reiterar, yo esperaba más de este libro. También debo de admitir que yo y Montena, no sé porqué, no congeniamos desde hace tiempo. Pocos libros de la editorial hay que me gusten.

Loly20: ¡Gracias y bienvenida! Mira dije que este libro yo personalmente no lo recomendaría, no que no lo leyeras porque puede que a ti te guste y a mi no, es todo cuestión de impresiones y de lo que le puedas llegar a pedir. Eso sí, si alguien em rpeguntara qué leer, Embrujo queda descartado.

Megami: Lo sé, ¡me salió la vena malvada! Quizá te guste, quizá no, todo esto es cuestión de probar, mujer, y dar con lo que buscas en una novela.

barnsdale11 dijo...

Pobrecita, qué traumatizada te ha dejado xDD

A mi me pasó lo contrario que a ti: había leído cosas muy malas y me estaba dando mucho miedo... Pero luego me gustó.

Reconoce que le diste 2/5 y no 1/5 porque es un libro único que no te hacer sentir moralmente obligada a leer el segundo xDDDDDDDDDDDD

PD: no, no me había olvidado de ti... llevaba un tiempo con todo abandonado >.<

Leyna dijo...

Puf... es el peor libro que he leído en mucho tiempo (y eso que Oscuros sí me gustó XD)

Ya me desahogué en su reseña correspondiente, pero la verdad es que no me gustó NADA >.<

De acuerdo contigo en todo :)

Cloe dijo...

"tengo veneno viperino almacenado que hay que escupir con urgencia" Y tanto que tenías veneno acumulado!!! XDDDDDDDDDDDDDD.

No tenía la más mínima intención de leerlo, y ahora mucho menos.

La verdad es que sí, Montena no da una con sus apuestas de un tiempo a esta parte... >_<.

circemaia dijo...

jjja por la reseña juraba que le ibas a dar 1 estrella... a mi no me terminaba de llamar la atención, ahora menos, en realidad ya estoy un tanto agotada de tanto argumentos similares...

Arianna Diaz dijo...

Pues a mi ne gustó mucho. Sobretodo por lo impredecible que es SIEMPRE.