11 may. 2010

Tenías que ser tú de Susan Elizabeth Phillips



Susan Elizabeth Phillips llegó a mi vida hace unos meses, justo el día que Cloe, administradora del blog Whisper of the Heart me recomendó su serie más famosa. Tenías que ser Tú es el primero de los siete volúmenes que hasta ahora conforman la serie Chicago Stars. Puedo admitir abiertamente qué cuando terminé el libro, Phillips se convirtió en mi autora romántica favorita. A partir de entonces leo, como y devoro todo lo que puedo de ella; algunos son mejores y otros simplemente entretenidos. Eso sí, la serie Chicago Stars es, en mi opinión y pese a todo, la mejor colección que posee en su haber.

Sinopsis:


La ciudad del viento no está preparada para Phoebe Somerville, la moderna, estrafalaria, curvilínea y despampanante mujer que acaba de heredar el equipo de fútbol americano de los Chicago Stars. Y Phoebe no está en absoluto preparada para el entrenador jefe de los Stars, Dan Celbow, una ex estrella del fútbol oriundo de Alabama y un salvaje rubio.

Calebow es todo cuanto Phoebe aborrece, un deportista sexista y marimandón con una sola neurona en el cerebro. La hermosa nueva jefa es todo cuanto Dan desprecia, una entrometida muñequita que no sabe distinguir una escoba del montículo del pitcher. Así que, ¿por qué se siente tan irresistiblemente atraído por esta sensual gatita como si fuera un misil por infrarrojos? ¿Y por qué el encanto de
niño bueno de Dan hace que la cosmopolita Phoebe se sienta torpe, incapaz de
hablar y asustada?



Phoebe Somerville es frente al público la típica mujer que el más que estereotipado país estadounidenses posee: Rubia, guapa y tonta. Por ello, cuando a la muerte de su padre hereda la custodia de su hermana menor y un equipo de fútbol americano todos se echan las manos a la cabeza, especialmente Dan Calebow, el entrenador del mencionado equipo. Pero lo que el temible entrenador -apodado Hielo cuando jugaba en la Liga de Fútbol- no sabe, al igual que el resto del mundo, es que Phoebe Somerville es más que una cara bonita. De hecho, es una excelente empresaria que, eso sí, no tiene ni puñetera idea de lo que es un quaterback, una yarda o cómo va su equipo, El Chicago Star, en la liga nacional de fútbol (NFL). Con ayuda de Ron, la guasa de algunos jugadores, y unos cuantos encontronazos aquí y allá, Phoebe intentará hacer acopio de valor y hacerse con la presidencia del equipo que heredó su padre... y si de paso puede conquistar a Dan Calebow, pues mejor que mejor.

Creo que me he leído este libro dos veces antes de comprármelo, y dos más cuando me lo compré, ¿lo peor de todo? Que aunque os parezca raro no es de mis favoritos de la serie, aunque eso sí, te desternillas de risa con cada página con sus diálogos chispeantes y sus enternecedores personajes.
Relatado siempre en tercera persona, Phillips te adentra con maestría y frescura en el mundo cruel, duro y totalmente machista de los jugadores de fútbol, los cuales no ven con buenos ojos el tener una mujer entre sus filas, especialmente una mujer tan sexy y "gatita" como Phoebe Somerville. Y es que Phoebe no es precisamente un rostro anónimo. Huyendo de un padre que nunca la quiso y un trauma que arrastra desde su más tierna juventud, Phoebe se dio a conocer en el panorama social americano por ser musa y amante de un conocido pintor español que, para colmo de males le doblaba la edad, lo que hizo que a su estricto papi le subiera algo más que la bilirrubina. Aparte, Phoebe intenta por todos los medios parecer tonta frente al mundo, creando así una coraza alrededor de ella. Phoebe es una treinteañera que no supera su pasado, y para mantener a raya sus miedos utiliza lo que comúnmente se conoce como "armas de mujer". Claro que con Dan Calebow la cosa no es que le salga muy bien.

Dan es el entrenador-sex simbol del libro, un ex jugador de fútbol divorciado de una senadora de los EEUU adicta al sado que está hasta las narices de ser utilizado por todas las mujeres por el simple hecho de ser famoso. Calebow quiere formar una familia junto a una mujer hogareña, que le gusten los niños y deje de lado el látigo y las fantasías sexuales a las que estaba acostumbrado con su ex-mujer. Por ello no le cae nada de bien la noticia de que Phoebe va a hacerse cargo del equipo, ya que representa todo lo que él se empeña en odiar: Le gusta ir peripuesta a todos lados, no sabe nada de fútbol, tontea con diestro y siniestro y encima va a los partidos como si fuera una stripper. Tampoco le mola nada de nada que su cuerpo "reaccione" cada vez que la ve de un modo un tanto alarmantemente caliente.

- Supongo que no sabía que tendrías... bueno, tantos complejos. Eres un amante muy tenso, Dan, deberías relajarte y no tomarte el sexo tan en serio. Por supuesto estabas en desventaja -. Hizo una pausa, y luego tiró a matar - Sinceramente, ¿qué hombre podría relajarse en una relación sexual con la mujer que firma los cheques de su sueldo?

- Phoebe, querida, te dejé sin aliento.

- No haría hincapié en eso. Fue cosa de mala química.

- Cariño, hay muchas cosas en este mundo sobre las que me siento inseguro. La religión, la economía, la política, qué color de calcetines usar para un traje azul. Pero mi actuación anoche en tu cama no es una de ellas.

- Con ese ego, Dan, no me sorprende.

A ello súmale un tipejo enclenque que viste camisetas transparentes con llamas y calaveras en el pecho y pantalones de pitillo; jugadores de fútbol que están para chuparse los dedos, una hermana bipolar y un caniche asesino. Si lo aderezas con un humor sarcástico y sútil, toneladas de sexo ardiente y un romance auténtico por el que el noventa por ciento de las féminas suspiramos... bien, encontraréis la mezcla perfecta de lo que os ofrece Tenías que ser tú.

La premisa de la que parte Phillips es la siguiente: Nada es lo que parece ser. La tonta es lista, el que parece gay es heterosexual, el entrenador duro es un "cacho" pan, y los jugadores... son para echarles de comer aparte. Y sin embargo, a pesar de los caracteres impetuosos de la mayoría y la difícil relación entere Dan y Phoebe todo tiene un porqué. Una causa, que produce una consecuencia. Nada queda en el aire, ningún comportamiento, actitud o escena es injustificable. Todo queda perfectamente entrelazado.
Resumiendo: Si quieres acción, humor, erotismo, tíos cachas y mucho sarcasmo... ¡bienvenido al mundo de Phillips! Sino aléjate y déjamelos todos a mí, yo no les hago asco a ninguno de ellos.


Nota:



¿Por qué no le pongo un 5/5? Principalmente por el final, que pincha. El ritmo es vertiginoso, y a veces la situación llega a ser francamente surrealista. A Phillips gracias por ese fantástico epílogo, que al menos pone la tirita a la brecha.


"Tenías que ser Tú" fue publicado por ediciones B en Mayo del 2008, a pesar de que este libro salió en EEUU allá por 1994. Yo lo he intentado buscar en edición de bolsillo, que sale 10.00 euros, pero no lo he encontrado, así que opté por comprarme la edición normal y me salió la broma por 18.00 euros. Como ya dije es el primero de los siete volúmenes hasta ahora publicados en EEUU y España, y si vais a leerlo, aunque son idependientes, algunos personajes de los anteriores libros vuelven a reaparecer, así que es recomendable leerlos por orden.

Y nada más por mi parte, espero que os guste tanto como amí. Pronto os haré una reseña del segundo volumend e la serie, titulado Heaven, Texas.
¡Nos leemos!

7 comentarios:

Alishea85 dijo...

Justo hoy me pillé toda la saga por internet y me llega en unos días. Que le tenía ganas de hace tiempo pero nunca la encontraba aki T_T Me ha encantado tu reseña y me da que tb me engancharé a la saga jejeje Un besazo!!^^

Elwen dijo...

Menuda es Alishea buscando gangas jajajaja. A ver si encuentro hueco y me apunto a leerlos que eso de ponerlo por las nubes digo yo que tendrá que servir de algo xD

Alena dijo...

Excelente reseña.
Creo ke no podré dejar ke te kedes con todos porque, tal como se lee, parecen ser algo ke no se puede dejar pasar
saludos!

Cloe dijo...

Me alegro de haberte recomendado a Susan y que te enamoraras de su pluma!!.

A mí la saga de los Chigaco Stars me encanta, sobre todo 'Heaven, Texas' y 'Este corazón mío', son sin duda mis favoritos ^♥^.

'Tenías que ser tú' me gustó mucho también, Phoebe es mucha Phoebe XD. Y Dios, la portada es que me mata, como para ir leyendo el libro en el bus x_D.

¡¡¡Viva SEP!!! ^3^.

Victoria W. dijo...

Hola, a mi tambien me encanta esta autora y tengo todos sus libros excepto uno "Cazame si puedes", no esta ni en "la casa del libro", ni en "el corte ingles" ni en el "Fnac", ¿sabeis alguna donde lo puedo pillar?

Gracias por adelantado y felicidades por el blog que es genial.

Shashira dijo...

Victoria si lo quieres leer, simplemente leer, por internet sé que está para descargar. Tan sólo debes echar un vistazo en alguno de los blogs que se dedican a esto y seguro que lo encuentras. Si lo que pretendes es comprártelo, en ese caso, entra en este link http://www.clubromantica.com/catalogsearch/result/?q=cazame+si+puedes. Es una tienda online especializada en literatura romántica y lo tienen. Espero que te sea de ayuda.

Blogger dijo...

I have just installed iStripper, and now I enjoy having the hottest virtual strippers on my desktop.