16 dic. 2010

The Ghost and the Goth de Stacey Kade

The Ghost and the Goth es un libro de esos que ves por ahí pero no te llama la atención, que lees la sinopsis y piensas "uff, esto es más de lo mismo", con una portada que no es nada del otro mundo -porque no lo es- y de la que se podría sacar alguna que otra mejora. Si sabes que esos tres factores al unirse forman claramente la mítica frase: "No te lo compres ni de coña", mi pregunta es, ¿por qué siempre acabamos comprándolo a pesar de todo? Porque de vez en cuando -MUY de vez en cuando- alguien te puede dar una sorpresa.

Y en este caso, mi sorpresa ha sido encontrarme con Stacey Kade.

La historia es de lo más cliché, de lo más repetitiva, y de lo más... cualquier sinónimo que le encontréis. Alona Dare es la Reina del Panal, o lo que es lo mismo: chica cruel y popular que aparece tarde o temprano -generalmente temprano- en cualquier libro americano que se precie. Will Killian es el contrapunto, o lo que es lo mismo, el vestigio marginal que últimamente puebla cada libro juvenil que llega a la librería: El gótico/emo (pregunta personal, ¿qué tiene la gente contra estos grupos? Una de mis mejores amigas es gótica y es genial).

Alona vive entre pintalabios Maybelline New York y Killian envuelto por la musicalidad de Bach. Alona solo tiene ojos para su novio, y Killian prefiere no tenerlos fijos en nada ni en nadie. Ella es animadora. Él un amargado.

¿Resultado? Alona + Killian = IMPOSIBLE

Y entonces, un autobús pasa, atropella a Alona y muere. Puuuufffff, adiós Reina Abeja, ¡hora de liberar el panal! Pese a que el mayor deseo de Alona es pasar al otro lado y encontrar una tienda Manolo Blahnik donde comprar zapatos gratuitamente -anda que la niña es tonta- resulta que se queda estancada como fantasma en esta dimensión.

No podría ser de otro modo: Alona está que echa humo. De un plumazo sus sueños de vivir perenne en una tienda Cavalli han sido sustituidos por pasar las horas muertas -nunca mejor dicho- en el instituto, viendo como su ex novio y su ex mejor amiga ahora son novios (cuerrrrnos para qué os quiero), todos hablan mal de ella cuando antes no lo hacían, y nadie la ve, ni la escucha... nadie, excepto Will Killian, ese palurdo que se lleva toda la vida vistiendo de negro y con su Ipod colgando de sus orejas hasta en la sopa.

La pregunta es, ¿cómo se las ingeniará Alona para hacer que Will la ayude a pasar al otro lado? ¿Y si por el camino hay un obstáculo llamado amor?

Stacey Kade tira de la fórmula mágica para crear una pareja juvenil que anteriormente, y por los siglos de los siglos, seguirá triunfando allá donde vaya: Chico/a pijo/a, Chico/a marginado/a, una jungla llena de jerarquías absurdas llamada instituto, y una circunstancia "especial" que une lo que la escala social separó, creando inexplicablemente algo casi perfecto. La diferencia en este libro, quizá, sea que la protagonista muere en el primer capítulo, por lo tanto la historia se complica un poco más, y a la vez, se hace más divertida.

Alona, ya sea viva o muerta, es una marimandona de cuidado, con una lengua viperina que envidiaría la mísmisima Blair Waldorf y que hace, incluso siendo un espíritu, se meta en más de un problema. El primero de ellos será convencer a Killian (Will) de que su deber como médium es ayudarla.

Pero Will tiene otros problemas en los que ocuparse como para añadir a Alona a su larga lista. Desde que su Ipod es cofiscado por el director Brewster, Killian se convierte en un blanco fácil para cualquier fantasma, lo que hace que tanto sus compañeros como su madre y terapeuta crean que es esquizofrénico. A eso hay que sumarle la intromisión de J, su mejor amiga, que no para de instigarle y de cierto espíritu vengativo que lo persigue a todas horas.

Sin embargo, el día que Alona hace que todos los espíritus se larguen con viento fresco, Killian acaba cediendo a ayudarla en su empeño en cruzar al más allá. Así, poco a poco, Alona verá el verdadero Will que hay bajo esa máscara de indiferencia y negrura, a la vez que Killian descubrirá que hasta la muñeca más perfecta tiene alguna fisura.

Después de acabar Retrum, necesitaba algo divertido, por eso escogí este libro. The Ghost and the Goth es una historia que habla sobre la pérdida de un ser querido desde una perspectiva fría y cínica, con ese humor sarcástico que tanto me gusta. Ligera, con una protagonista de armas tomar, y alternando los puntos de vista entre Killian y Alona, The Ghost and the Goth oferece ese aire fresco que viene bien tras una lectura llena de sobrecarga emocional.

El libro tiene situaciones divertidas, una tensión sexual algo light, y pese a lo previsible que es todo, logra su mayor cometido, que es distraer. He disfrutado como una enana con las conversaciones Alona-Killian y Alona-Fantasmas, y de todas y cada uno de sus topicazos de niña pija de esa animadora entrometida crea sin pretenderlo.

La forma de narrar es distendida, muy coloquial, y el ritmo se mantiene desde la piera hasta la última página. Quizá decae un poco en el final, que se ve un tanto precipitado y abierto para mi gusto, tanto que hasta me hace dudar de si este es un libro autoconclusivo, y no una puerta entreabierta a una muy posible segunda parte, algo que no me extrañaría.

En definitiva, si eres de los que ama el dramatismo cómico, los topicazos y personajes cliché, The Ghost and the Goth es tu libro más allá de cualquier discusión. Si buscas algo más profundo, será mejor que lo dejes de lado y comiences con otro libro.

Nota:





The Ghost and the Goth se publicó en EEUU en verano de este año, y que yo sepa, no se tiene noticias de que vaya a publicarse en castellano, aunque todo es posible. No sería la primera vez que un libro como éste desembarca en tierras españolas.

Y nada más por mi parte.

¡Nos leemos!

7 comentarios:

Arien dijo...

Sentia curiosidad por este libro, y despues de tu reseña creo que lo probare.
Por cierto, creo que si tiene una continuacion: Queen of the Dead, pero su publicacion es hasta junio del 2011.
Cuidate.
Ciao.

Annie dijo...

heey mil gracias x la reseña! habia leido una d un blog en ingles y me dejo con muchas ganas de leerlo, y ahora mas todavia! ojala se publiqe en España y llegue aqui a la Argentina algun dia.. x)

saludos!

Selene dijo...

Nada mal para pasar el rato que muchas veces es necesario leer algo liviano.

Bss

Anónimo dijo...

No sabia nada de ste libro, se ve bien.

Lana Drown dijo...

La portada se me recuerda un poco a la de Generación Dead. La verdad es que me llama la atención como lectura para intercalar, pero como en inglés leo muy lento, no sé si llegaré a animarme ¡Gracias!

ifigenia dijo...

Pues la verdad es que la portada entra por los ojos y yo me planteé hace tiempo cogerlo, pero me pareció más de lo mismo, aunque esos toques que dices del humor de Alona hace que me llame el libro, pero lo del final abierto, no me va, no me va.

Besos

Lufe XD dijo...

Lei los libros que tienes aca hace unos dias buscando algo que leer en mi ipod para estrenarlo..jeje
No tiendo a leer mucho de reseñas...sino mas bien las sinopsis, pero este no quise leer mas alla del titulo por que la curiosidad me gano.
Ya lo termine y el final no es matador..creo q dificilmente habria un final perfecto para el libro, pero es bastante entretenido...La manera en como cada capitulo cambia de narrador, es ver las 2 perspectivas de una misma historia...ademas, el tema de los espiritus no es religioso ni cultural, de hecho usan la teoria racional y quimica...me gusto mucho