27 feb. 2011

Mi Perverso Marqués de Gaelen Foley

¡Ya es Domingo! No sé vosotros, pero últimamente a mí los días se me pasan volando, quizá porque las tardes son más largas y ya va entrando ese calorcillo agradable que precede a la primavera, pero el caso es que los últimos siete días de mi vida han sido cual Harry Potter con su capa de invisibilidad: Visto y no visto.

Hoy os traigo una reseña de un libro romántico ambientado en la época victoriana (no sé yo qué tendrá esa época que a todas las autoras de romance parace enamorar) y que no es mío, por lo cual me he dado aún más prisa en leer y reseñar, antes de que se me pase. Desde aquí gracias a mi vecina Reme por prestarme el libro. Es la primera vez que intercambiamos novelas (yo le dejé El Libro de Jade de Lena Valenti) sin embargo, espero que no sea la última.

Enjoy!

Sinopsis:

Comienza una prometedora serie que tendrá como eje el Club Infierno, una sociedad de caballeros más bien libertinos en cuya sede jamás pondría los pies ninguna dama que tenga en alguna estima su reputación.

Max, el marqués de Rotherstone, que es miembro de este selecto club, y que también ha sido agente secreto al servicio de Su Majestad, tiene fama de ser uno de los mayores canallas de Londres. Sin embargo, decide que ya es hora de restaurar el buen nombre de su familia; y, para ello, nada mejor que dar con la esposa perfecta y casarse. Su candidata es la hermosa Daphne Starling, una mujer de armas tomar que, además, acaba de ser difamada por un pretendiente desairado. Max no puede resistirse a este triple desafío: conquistar el corazón de Daphne, restaurar su buen nombre y, más difícil todavía, demostrar que él puede llegar a ser un marido ejemplar.

Max St Alban ha desembarcado en Londres con un solo propósito: Encontrar una esposa. Pero la reputación de Max le precede, ya que el joven pertenece al Club Inferno, un club dónde se reúnen todas las "ovejas descarriadas" de la aristocracia  londinense y con los que nadie en su sano juicio debería entablar amistad. Apodado "El marqués Perverso", y con toda la sociedad londinense dispuesta a cerrarle los círculos más elitistas, Max debe buscar una esposa fiel, hermosa y de virtud intachable con la que borrar de un plumazo todo esos años que la gente cree que pasó de asueto.

Aunque lo cierto es que Max no es tan golfillo: En verdad, nuestro marqués pertenece a una Orden secreta que lucha para salvaguardar los intereses de la humanidad, enfrentándose a otro grupo clandestino que prefiere que ésta se hunda. Y todos estos años que son el reflejo de un vividor en ciernes, Max los ha pasado entrenándose y defendiendo el Imperio Británico.   

Ahora que todo ha acabado, Max ve en ello el momento justo para formar su propia familia, y en de ese modo llega a la conclusión que Daphne Starling es la muchacha indicada. Daphne es guapa, algo indomable, de buena familia, cuyo carácter generoso y sociable le abre las puertas a donde va. Para la señorita Starling la mayor virtud de un hombre recae en la honestidad, y de eso, Max no anda muy sobrado. A pesar de que la muchacha se siente atraída por el marqués Perverso, Daphne sabe que Max oculta algo, y si él no está dispuesto a revelarle el secreto, Daphne hará todo lo que esté en su mano para dar con él.
¿Cómo podrá su relación llegar a buen puerto?

Mi Perverso Marqués es la primera novela de  El Club Inferno, la nueva serie de Gaelen Foley. Como no he leído nada de esta autora (es más, ni la conocía) no puedo hablar desde la experiencia, pero el primer contacto con la escritora ha sido nefasto.

La trama principal, a pesar de estar centrada mayoritariamente en Daphne y Max, no tiene una base consistente, ya que en algo más de cuatrocientas páginas Foley lo único que hace es meterte entre pecho y espalda una relación de amor-odio con calzador que sirve como excusa para poder conocer los entresijos de la Orden y los secundarios que próximamente protagonizarán el resto de los libros de la serie, así como la desaparición d euno de ellos. Debido a esto, la historia de amor se ve demasiado forzada, los personajes no tienen química, y los dime y diretes entre ellos parecen más peleas de patio de colegio que el comienzo de una bonita relación. Ni me ha gustado Max, ni me ha gustado Daphne.

Hay romance, problemas, malos entendidos... todos los ingredientos que pueden hacer de una novela romántica un gran libro, pero sobra descripción y falta acción, y al ser excesivamente introductorio, te deja ese regusto amargo en la boca de que la autora no dio lo mejor de sí en este primer libro.

Caso aparte es el tema de los secundarios. Está cantado quiénes protagonizarán los libros restantes, pero sus personalidades, carácter y modo de pensar se tratan tan por encima que de ellos apenas hay un bosquejo de lo que son, lo que dificulta aún más meterte entre sus páginas.

Añadiendo que la autora crea un cacao que pasa de la Orden a los enemigos, de estos a la relación de Dahpne y Max y nuevamente regresa a la Orden, con un ritmo lento, diálogos repetitivos y alguna que otra escena subidita de tono que no encaja, la novela pasa, definitivamente, sin pena ni gloria por mi estantería, por mucho que me disguste admitirlo.

Por último, y ya termino, es desquiciante tragarte cuatrocientas páginas para llegar a esa cosa llamada final que la señorita Foley se ha saltado a la torera. No acaba abierta, sino lo siguiente. Te queda la duda de si alguien ha cortado la novela sin tú saberlo o es que te queire dejar con el misterio sobrevolando tu cabeza, cosa que no ocurre, si ese es el caso.

No hay nada salvable en ella. Ni la trama, ni los personajes. Sólo espero que los que tengan que llegar sean mucho mejores, porque sino vamos "apañaos".

Nota:


En definitiva, Mi perverso Marqués es una novela que utiliza el romance como excusa ma adentrarnos en los entresijos de la Orden. Una novela que no llega a enganchar, con personajes sin feeling y exenta de acción, donde la originalidad brilla por su ausencia. Lo siento, Foley, pero no estás aprobada.

Mi perverso Marqués fue publicado en Octubre del 2010 en España bajo el sello de Plaza & Janes. Su precio es de 17.00. Como ya dije, es el primer tomo de la serie Club Infenro, así que le seguiré la pista para averiguar si mejoran con el tiempo, cosa que espero. De momento, no da la talla.

 Y nada más por mi parte.

¡Nos leemos!

5 comentarios:

Alma~ dijo...

Mmm, no me atrae mucho :/ Ya me está hartando esto de los amor-odio -.- En algunas novelas lo llevan genial hasta el punto de enamorarte perdidamente del chico, pero hay otras en que simplemente aburre. Y mucho.

Besos, te leo!

ifigenia dijo...

Pues lo siento mucho, pero me parece que esta novela no me la leo, suficiente hay por leer. Además odio eso de los finales abiertos y que la trama se escape por todos los lados en vez de centrarse en lo que se tiene que centrar ¬¬.

Besos

circemaia dijo...

Gracias por la reseña, aunque de partida no me atraen mucho este tipo de novelas, pero siempre estoy dispuesta a esperar una sorpresa (por eso siempre te leo) En cuanto a lo de la época victoriana es más que curioso como despierta tanta inspiración no solo dentro de la novela romántica histórica sino también dentro de la ciencia ficción, ahí tienes el stempunk y ahí se me siento más que fascinada por la ambientación

Cam dijo...

Mmm... no creo leerlo. Prefiero cuando la atracción entre personajes es algo más espontaneo y que todos esperan con ilusión. Además, me gustan temas clasicos que sepan ser llevados con originalidad, pero según lo que describes, parece que esta obra no tiene eso.
Gracias por la reseña, cuidate y que estes bien :D

Cam dijo...

Mmm... no creo leerlo. Prefiero cuando la atracción entre personajes es algo más espontaneo y que todos esperan con ilusión. Además, me gustan temas clasicos que sepan ser llevados con originalidad, pero según lo que describes, parece que esta obra no tiene eso.
Gracias por la reseña, cuidate y que estes bien :D