12 mar. 2011

Laila Winter y las Arenas de Solarïe de Bárbara G. Rivero

Una de mis reseñas pendientes desde hace mucho, mucho tiempo. Este libro llegó a mis manos en Reyes del año pasado gracias a mi hermana postiza, Meiko, a la que adoro, y nunca podré agradecerle lo suficiente que me adentrara en este mundo "Lailanio". Gracias a ella, que me regaló los tres libros con apenas cuatro meses de diferencia, estoy enganchadísima a esta saga de la que me considero fiel seguidora aunque no la mencione mucho. Meiko, si lees esta reseña, va por ti.

Enjoy!


Sinopsis:

Laila Wintyer es una chica que está a punto de cumplir dieciséis años y tiene un pequeño problema: su pelo es de color verde. Por esa razón todo el mundo la rechaza y se burla de ella. Cuando comienza el verano, el día de su cumpleaños, su padre le hace un regalo muy especial: un libro con cinco gemas que perteneció a su madre y que guarda un misterio escondido en sus páginas en blanco.

Este misterioso libro es la llave de entrada a Solarïe, el reino de los cinco soles. Un mundo lleno de intrigas y peligros, pero del que no querrá regresar, ya que gracias a la ayuda de tres hadas muy peculiares, comienza a vivir un emocionante viaje para conseguir el tesoro concedido por la reina Hellia: un Grano de las Arenas de Solarïe, y en el que también descubrirá que al igual que sus nuevas amigas, ella también tiene unos poderes especiales.

Imaginemos con nuestras mentes de lectores empedernidos a una jovencita, una adolescente de cabellos verdes llamada Laila "Pelomoco" Winter, que acaba de cumplir dieciséis años. En ese día tan señalado, su padre, Sean Winter, le hace entrega de un libro con cinco piedras en su portada, que perteneció a la madre de Laila antes de morir. Durante la noche, las gemas del misterioso libro brillan, y unas palabras aparecen escritas en un lenguaje muy extraño que la joven no entiende. Cuando lee las palabras, un portal se abre, y Laila aparece en Solarïe, uno de los cinco reinos del mundo Faerie.

Allí Laila conocerá a tres chicas (Aurige, Cyinder y Nimphia) que sustiyen sus blancos corceles por un maravilloso Mustang rosa chicle; tres princesas faeries que pertenecen al gremio de Ladrones de Solarïe, y cuyas personalidades dispares hacen de ella una masa compacta de fidelidad, amistad y lealtad. Junto a ellas, Laila vivirá increíbles aventuras, conociendo un mundo paralelo al suyo, pero donde se encuentra en perfecta armonía; y aunque ella crea que no pertenece a él, poco a poco su destino se verá ligado a Faerie, y sus tres nuevas compañeras.

Qué voy a decir de este libro que no se haya dicho ya.

Como diría mi maravillosa Mary Poppins:

¡¡¡Supercalifragilísticoespialidoso!!!.

Lejos del mundo feérico al que la literatura fantástica nos tienen acostumbrados, Bárbara G. Rivero transforma el mito de tal modo que lo adapta a las nuevas tendencias, creando un mundo de hadas con diferentes especies, países antagónicos, y un misterio entretejido en sus leyendas olvidadas que, poco, a poco, saldrá a la luz con la llegada de Laila a Solarïe. Un munstang rosa chillón, un intrigante caballero negro, reinas envidiosas, reinos cerrados a cal y canto y cinco soles que nunca dejan de brillar; todo esto y mucho más, es lo que nos ofrece Bárbara G. Rivero y su aclamada saga.

Laila Winter es un personaje del que te encariñas de inmediato, a pesar de que hay momentos en los que en vez de dieciséis años aparenta cinco (sobretodo en lo referente a Monique... Soirett, no la arpía XD). Marginada por su cabello verde, Laila asiste a la escuela de Lomondcastle soportando las burlas de sus compañeros, hasta que en su vida aparecen Aurige, Cyinder y Nimphia, ésta última de cabellos violeta. Las cuatro son diferentes entre sí, con personalidades muy marcadas, y sin embargo se complementan a la perfección. Aunque las tres hadas me encantaron, yo siento debilidad por Aurige. Ella es la pasional del grupo (y la que da los toques de humor), mientras que Cyinder es la alegría personificada, y Nimphia la que aporta tranquilidad al grupo.

La trama es fantástica. Lejos de los típicos líos amorosos, en este primer libro el argumento se basa prácticamente en dar a conocer el mundo Faerie, así como las distintas clases de hadas, y sus reinos, aunque se centra principalmente en tres (Solarïe, Acuarïe y Lunarïe), eso sí, todo ello con un nexo en común: La verdadera identidad de Laila.

Con una prosa fresca, llena de modismos feéricos y descripciones, la novela se lee de una pasada, y aunque son seiscientas páginas yo aseguro que una vez te adentras no puedes detenerte: Necesitas más. Laila es una droga adictiva, simpática, cuya finalidad, aparte de entretener al lector, es jugar con los estereotipos fantásticos hasta destrozártelos para construir a tu alrededor un mundo completamente diferente a lo antes conocido, lleno de volcanes de frambuesa, trufas de chocolate con chispitas, y reinos donde siempre es de noche o de día.

Como fallos, yo he encontrado cuatro, y dos no son cosa de la autora:

1º- La portada: A pesar de que el fondo con las alitas me mola, esa Laila con el cuervo al lado es HORROROSO. Se dice, cuenta, rumorea, que se habló de reeditar el libro con una nueva portada que siga la estela de als dos siguientes (que son más monas, la verdad), pero todo quedó ahí, porque tres años después sigue sin haber portada nueva.

2º- Errores: No sé si será mi edición, pero mi libro tiene frases que aparecen juntas. Es una tontería, lo sé, pero soy un tanto quisquillosa con este tipo de cosas.

3º- El comienzo: Cuando empecé a leerlo, a mí me costó cogerle el ritmo al libro. El inicio es soporífero, y reconozco que me costó sudor y sangre continuarlo. Hasta que no llegué a la página setenta o cien, no le cogí el gusto a la trama.

4º- Laila Winter tiene momentos, como ya dije antes, excesivamente infantiles. Tanto enrojecimiento, actitudes de niña consentida, y alguna que otra respuesta que nov enía a cuento me sacaban de quicio, sobretodo porque el personaje en sí me gusta bastante, y esos arrebatos no venían a cuento.

Yo recomiendo, y esto es a título personal, que si vais a leeros el libro, os compréis los tres en un período de tiempo corto, más que nada porque una vez dentro, la araña te atrapa y esto es un no parar.

Nota:


Resumiendo: Laila Winter es la nueva heroína del mundo mágico. Una nemhirïe de pelo verde que viene pisando fuerte, y que se ha ganado a pulso ese apodo de "La Harry Potter española" porque, al igual que el pequeño mago, el misterio, las aventuras, y el verdadero significado del amor y la amistad están presentes en el libro.  Un libro lleno de alas, coches, y personajes inolvidables. Harry Potter, saluda a tu sucesora, querido.

Laila Winter y las Arenas de Solarïe salió a la venta en el 2008, de la mano de Toromítico. Tiene otros dos títulos publicados (Laila Winter y los Señores del Viento y Laila Winter y la maldición de Ithirïe), y este año sale la cuarta entrega (Laila Winter y el corazón de las Sombras). Su precio es de 19.90 euros cada volumen, y lo podéis encontrar, de momento, en España y Polonia, si no me equivoco. Por cierto, me encantaría que se llevara al cine, pero eso son cosas mías.

Y nada más por mi parte.

¡Nos leemos!

4 comentarios:

Lissy dijo...

no leo mucha literatura JR pero desde que comencé en blogger le estoy cogiendo el gustillo así que me apunto este también (^_^)
saludos:)

Cris dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. El segundo y el tercero son increíbles, mejores que el primero para mi gusto. Espero que pronto salga el cuarto y último.

ifigenia dijo...

Completamente de acuerdo, salvo en una cosa, a mí me parece normal esa actitud de Laila: se ha criado con su padre a solas, ha estado bastante mimada por su familia y no ha tenido las suficientes circunstancias que la hagan madurar, al fin y al cabo, solo tiene 16 años.

Besos.

pd: y pensar que todavía tengo pendientes el 2º y el 3º...

Selene dijo...

Uffff estoy sin dinero pero muy pronto me pongo a leer Laila Winter.