28 jun. 2009

La Sombra del Viento de Carlos Ruiz Zafón


Para comenzar a hablar de mundos de tinta, nada mejor que mencionar primero tus favoritos ¿no?

Descubrí a Carlos Ruiz Zafón de casualidad tres -¿o son cuatro?- años atrás, cuando todavía dicho libro no había tenido la repercusión actual. Recuerdo que mi padre me lo regaló y le eché una mirada acusatoria. Por ese entonces estaba enganchadísima a uno de los libros que forman parte de la saga de Harry Potter -qué queréis, soy de las que relee los libros hasta hartarse- y pasar de la magia a la pos guerra española pues mira tú, que mucha gracia no me hacía. Después de mucha insistencia paterna -y alguna que otra miradilla a sus páginas- decidí otorgarle el beneficio de la duda y leerlo. Creo que ha sido una de las mejores decisiones que tomé con un libro.

No sólo me enganchó, sino que prácticamente me enamoré de cada uno de sus personajes, de las dos historias paralelas que se contaban -tanto la de Daniel Sempere, como la de Julián Carax- y, sobretodo, del Cementerio de los Libros Olvidados. Ese sitio donde a mí me encantaría vivir y morir.

Esta obra me abrió el mundo de Zafón, y descubrí con entusiasmo el resto de sus libros, como Marina, y más tarde El Juego del Ángel. En otra ocasión hablaré de estos títulos, pero por hoy centrémonos en este, que es sin duda mi favorito.

Frase para recordar:
Hay peores cárceles que las palabras, Daniel

SINOPSIS

Un amanecer de 1945, un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambiará el rumbo de su vida y le arrastrará a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad.



2 comentarios:

~Nightwisher~ dijo...

A mí este libro también me gustó mucho. Me enganché a él desde el primer momento.
Sin embargo, no se ha convertido en uno de mis favoritos...

:***

Lograi el Luciérnago dijo...

Pues a mí también me encantó. Me gustó mucho más que los otros dos que he leído del autor después, El juego del Ángel y El príncipe de la niebla