5 jul. 2009

Ser hombre o mujer... ¿esa es la cuestión?



Hoy leyendo de blog en blog, hubo una entrada que me sorprendió, en la cual se especificaba que un autor inglés había escrito un libro dedicado exclusivamente para el sexo masculino. En él hay temas que se creen -que no digo que sea así- les puede interesar a mi sexo opuesto, como las navajas suizas o cómo jugar al póker.

Y leyendo eso, me vino a la mente la pregunta que siempre me hago, la que hay veces que no me deja dormir. No sé ustedes, pero es algo que me intriga desde hace ya varios años y que no paro de discutir por messenger siempre que la ocasión está de mi parte, así que ahí dejo caer la pregunta que ultimamente le he estado repitiendo a todo el mundo:

"¿Hay libros orientados principalmente al ámbito femenino?"

Y no me refiero a tipos: La maternidad un mundo por decubrir, o como ir de compras sin salirte del presupuesto ni manuales de ese tipo. No. Hablo de libros, literatura como, por ejemplo "El diario de Bridget Jones" (Helen Fielding) o "Sushi para principiantes" (Marian Keyes) o "Sex in the City" (Candace Bushnell).



En un principio la mayoría suele decir que no, que no hay libros específicos para mujeres. Sin embargo, cuando le preguntas a un chico si leería sobre los líos amorosos de cuatro treintañeras adictas a las compras y eternamente enamoradas de los zapatos Manolo Blahnik, ahí cambia la cosa.

Te cuentan que "no me gustan las compras, menos un libro que vaya sobre ellos" o simplemente responden que "me aburre", y admiten que sólo leerían un libro de ese estilo si les ayudara de forma práctica a comprender a las mujeres y los conflictos de parejas.



Sea como sea, el caso es que por mucha igualdad que exista -o se crea que existe- los hombres todavía no se atreven a explorar el lado femenino -que no feminista- de nosotras y de ellos mismos. Luego se quejan de que no nos entienden.

Pues hala, mira a Carrie Bradshaw y dime lo que lees ¿ya? Bien, pues quizá no se ajuste a mí, pero en esencia, esa puedo ser yo, o ella, o aquella otra.

Tal vez seamos todas en una.

Pese a todo, pienso que quizá en la lectura seamos nosotras, las chicas, algo más abiertas. Somos capaces de leer novela policiaca, negra, de aventuras, histórica o vampíricas, y hay pocas cosas que no nos atreveríamos a leer.

Y otra cosa, ¿por qué no hay libros como ésos para chicos? ¿Novelas que cuenten la historia de un solterón en paro que no sabe dónde caerse muerto y sus líos amorosos? Si fuera un chico el protagonista, ¿serían capaces de leerlo tanto las mujeres como los hombres?

Entonces, ¿son novelas dedicadas al sexo femenino o una forma de recrearnos en el machismo, en los estereotipos que circulan sobre nosotras? ¿No podría haber sido Bridget Jones camionera y no secretaria?

¿Qué opináis de todo esto? ¿Hay o no hay diferencias?

No hay comentarios: