17 ago. 2009

Alas de Fuego y Alas Negras


Me encanta Laura Gallego. Ya dije en entradas anteriores que es una de mis escritoras favoritas, y hoy me complace haceros llegar una serie de dos libros de ésta escritora que, junto con Dos Velas para el Diablo, se han convertido en mis favoritos de ella.

Ultimamente está muy de moda eso de hacer trilogías y sagas, pero los libros de Ahriel no son ni una cosa ni la otra, es po ello que yo personalmente lo llamo serie. Consta exactamente de dos libros, Alas de Fuego -el primero- y Alas Negras. Alas de Fuego salió a la venta en 2004 y consechó mucho éxito, y la verdad es que no me extraña para nada.

Os dejo la sinopsis -extraída de wikipedia- y ahora explico un poquito más:

Ahriel, un ángel mujer, es un miembro de la corte de la reina Marla de Karishia. Fue enviada por sus superiores para que la joven reina no se desviase del buen camino. Sin embargo, Ahriel falla en su misión y es traicionada por su protegida.

Sin poder volar y sin ninguna protección o ayuda, es desterrada a la prisión de Gorlian, una cárcel sin barrotes, puesto que su esterilidad, sus tormentas y los engendros que la habitan, la hacen un mundo inhabitable. Allí, los criminales sobreviven matándose y robándose lo poco que tienen los unos a los otros. A pesar de todas las adversidades, Ahriel logra sobrevivir, en gran parte gracias a un humano, Bran.


Sé que mucho de vosotros tendrá en mente que éste libro puede parecerse en algo a Dos Velas para el Diablo o, si me apuráis a Memorias de Idhún, pero creo que entonces estaríamos subestimando a mi querida Laura. Alas de Fuego y Alas Negras es un camino largo y tortuoso hacia el crecimiento de una persona -bueno, ángel-, los lados más oscuros del ser humano, y sobretodo, redención.

El personaje de Ahriel es muy complejo, y no me equivoco mucho al afirmar que puede tratarse de uno de los protagonistas más difíciles y complicados de entender. Ahriel no es buena, ni tampoco mala. Al principio de la trama es representada como un ángel justicieron, que intenta educar a Marla lo mejor que puede bajo el código de honor de los ángeles. Sin embargo, todo ello cambia cuando Marla la traiciona y la confina en Gorlan, con sus alas atadas en un cepo mágico, para que no pueda escapar jamás.

Gorlian se convertirá, entonces, en un infierno para nuestra ángel. Pese a todo, el rumbo de su vida cambia cuando conoce a Bran, un ladrón de poca monta que le enseña a batallar el día a día en Gorlian... pero también hace que Ahriel se vuelva más humana y experimente lo que es el amor, el odio y la ira.



Puede que en un principio os parezca una cursilada, pero creo que es una de las historias más duras de género fantástico que existe. Te hace pasar por la felicidad, la traición, la decepción, amor, pasión, odio, ira, cólera. Todo ello plasmado en Ahriel, un ángel que no es ángel, pero tampoco es humana.

En un principio, Alas de Fuego fue escrito como un único tomo, pero no fueron pocos los que quedaron en vilo con el final tan abierto de la novela. Por ello, y después de cinco años, Laura Gallego se lanzó a la piscina y escuchando a sus fans publicó la segunda parte, Alas Negras, a principios del 2009.

Personalmente el primer libro se puede definir como el crecimiento de Ahriel interiormente, el segundo está más bien dedicado a la redención del personaje, queriendo redimir los errores cometidos en el pasado.

La serie de Ahriel ha sido publicada por la editorial Laberinto, y la podéis encontrar en cualquier librería por 13,50 euros el primero, y 18,90 el segundo.

Creedme, si podéis leerlos, aprovechadlo, porque te ayuda incluso a ver el mundo de otra forma.

Las imágenes son las portadas de ambos libros, extraídas de Google.

1 comentario:

rocio 77 dijo...

A mi también me encanta esta escritora, desenvuelve los libros de una manera que te atrapan al cien porciento, cuando termine dos velas para el diablo xD, voy a buscarlo en la librería...
Besos Shashii!!