9 ago. 2009

¿Nueva reina entre los Vampiros?


¿Nueva reina entre los Vampiros?

Es inevitable que nos hagamos la pregunta. Desde que Anne Rice comenzó su periplo en el mundo vampírico allá por los años setenta -recordemos que escribió Entrevista con el vampiro en 1973 y fue publicado en 1976- se la ha reconocido mundialmente como La Reina de los Vampiros, formando alrededor de ella un círculo de seguidores bastante potente y obsesivo en algunos casos, llegando a acampar delante de su casa en Nueva Orleans o incluso seguirla hasta la iglesia de su barrio -yo soy ella y saco los colmillos al instante, of course-.

Sus obras han sido llevadas al cine en dos ocasiones; entrevista con el Vampiro tuvo éxito tanto de público como de crítica, la segunda, La reina de los Condenado, tan sólo de público, pues fue tachada de ser una adaptación muy libre de los libros de Rice.

El caso es que, hasta ahora, muchos han querido derrocar a la gran Reina Roja -como yo la llamo personalmente- sin conseguirlo. Décadas después de su primer libro, y con más de una docena a sus espaldas, Rice ha ido perdiendo prestigio y fama con el tiempo. Muchos son los que ya comentan que ha perdido el gancho del inicio de su carrera, otros que sus novelas siempre son repetitivas, e incluso que ha destrozado algún que otro personaje en sus últimas novelas. Todo ello se refleja en que las ventas de su última obra no fueron todo lo buenas que se esperaban.



Pese a sus más y sus menos con la prensa, el escaso éxito de ventas de su último libro, ella seguía liderando el panorama...

Hasta que llegaron ellas.

Como sabiamente le recordó Mufasa a Simba, el reinado de un rey asciende y desciende como el día: Pues al parecer Rice ya empieza a caducar.

Cuidado Reina Roja, aterrizaron las Supernenas.

De forma modesta y más o menos simultánea -año arriba, año abajo- hicieron aparición tres mujeres en el panorama literario que causaron un más que ligero tembleque en los cimientos del trono de Rice. Ellas son Richelle Mead, Claudia Gray, y, la más letal de todas: Stephenie Meyer.


La que dio el pistoletazo de salida fue Stephenie Meyer. El dos de Junio del 2003, Meyer tuvo un sueño que le marcaría de por vida -creedme, hay gente con suerte-. Le estuvo dando vueltas durante unos días y, poco después, escribió un primer borrador. Fue el inicio de una saga que ha traspasado fronteras, conquistado a pequeños y mayores, y superado en ventas hasta al mismísimo Harry Potter. El borrador mencionado es lo que se correponde hoy en día con el capítulo doce del primer libro de la saga, Twilight.



El primer volumen fue lanzado al mercado en Agosto del 2006. Tardó un mes en colocarse en el primer puesto en el New York Post, y no sólo eso, sino que dio comienzo a lo que se le conoce oficialmente por el fenómeno Crepúsculo. Pese al éxito de ventas indiscutible, la novela ha sido tacha por expertos como incoherente y totalmente falta de creatividad. Aún así, el fenómeno Crepúsculo no hace nada excepto subir como la espuma. En la actualidad, Crepúsculo tiene millones de seguidores en todo el mundo, una adaptación al cine que todos esperan ansiosos, y más merchandising que el que un friki pudiera desear.


Tan sólo un año más tarde y cuando Crepúsculo, los vampiros chic, y los amores imposibles entre diferentes razas -humana y vampírica- estaban en la cresta de la popularidad -gracias a Meyer y su Edward Cullen casi perfecto- llegó una pelirroja con cierto parecido a Nicole Kidman que se abalanzó sobre el trono que ahora ocupaba Meyer. ¿Su nombre? Richelle Mead, y la obra de presentación Vampire Academy. Mead era más o menos conocida en el ámbito literario gracias a su anterior saga, Sucubbus, pero ha sido Vampire Academy con la que ha llegado un pleno reconocimiento mundial.

En ella dos razas diferentes de vampiros, los moroi y los strigoi, se entremezclan con una raza nacida exclusivamente para la protección de los moroi -vampiros buenos-, llamada Damphirs. La serie conta de varios libros, y el veinticinco de agosto sale el cuarto en EEUU -vease la entrada sobre el libro en cuestión-.



Evidentemente, y quién sabe si tal vez ayudó el hecho de que los chupasangres estaban de moda, el primer libro cosechó un éxito absoluto. Ha sido traducido en diferentes países, y en todos ellos ha tenido buena acogida -aunque no llega a las cifras de Meyer- .Los cimientos de Rice siguen hundiéndose todavía más.


La tercera aparición, y no por ello menos exitosa, ha sido la de Claudia Gray, una neoyorkina que ha cosechado un éxito razonable con su saga Medianoche, de la cual los dos primeros libros ya están publicado en España -Medianoche y Adicción, los otros dos, Hourglass y Afterlife, será publicados en la primavera del 2010 y en verano del 2011-.

En ellos, los vampiros se reúnen en torno a una academia, donde se les enseñan cosas básicas para manejarse en éste mundo moderno, y se enfrentan a una orden, la Cruz Negra, formada por cazavampiros -muy a lo Buffy- que están dispuesto a todos porque los vampiros y los humanos no sobrevivan ena rmonía dentro de la escuela Medianoche. Una de sus alumnas es Bianka, la protagonista, y Lucas, un chico que parece ocultar un gran secreto sobre su familia. Por supuesto, siguien la senda marcada por las anteriores, ésta saga también ha tenido buena acogida por el público.



Ahora que expuse a las tres candidatas que, al parecer, están luchando por el trono donde se asienta Anne Rice, mi pregunta es, ¿lo lograrás? y la siguiente, pero no por ello menos importante, ¿lo merecen?

Por cantidad, es evidente que Meyer ya ha superado a Anne Rice, y tanto Gray como Mead están en ello. Sin embargo, ¿puede compararse la calidad literaria de Anne Rice con la de Meyer, Gray o Mead?

Intentando mantenerme neutral, no daré opiniones al respecto, esperando ver las vuestras.

¿Tendrá Rice que sacar las estacas?

La información extraída para la entrada fue recogida de Wikipedia. Lo que no está relacionado con wikipedia, es mi sarcasmo ^^.

¡Nos leemos!

¡Dejad opiniones!

8 comentarios:

Miryam_Black dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Shashira dijo...

Evidentemente Bram Stoker es el rey del mambo aquí, pero como ya dije, hay quienes aseguran que el período de reinado de Rice ha llegado a su fin y que ahora le toca a otra coger la batuta.

Personalmente, a mi no me gusta la saga de Meyer, tampoco la de Claudia Gray, y de Anne Rice... en fin, tengo un amor-odio por ella extraño.

Sin embargo, a mí Richelle Mead sí que me gusta, bastante de hecho, y creo que si pudiera elegir a una Reina la elegiría a ella, aunque sé que no ha batido records como Meyer, para mí es la mejor.

rocio 77 dijo...

mmmm....que cuestión! en fin todos ya vienen inspirados de otro y se va diversificando, entonces a algunos les gustaran los vampiros tradicionales de Stoker o los muy "chic" (fue la mejor definición para los de Stephanie xD)

A mi me gustan más los de Rice...pero no quita que me guste un poco crepúsculo, lo que me molesta es tanta tanta tanta publicidad, obvio que todo es por vender y está bien pero le quitan esa esencia de imposible que debería tener (nose si me explico xD)...Y Vampire Academy lo empecé hace poquito pero ya lo veo entre mis favoritos ^^


jaja no había cuadradito de ciudad de hueso xD, pero lo busqué....

Mi hermano me sacó la computadora el otro día ¬¬, lo odio...si mi señal me deja hoy me conecto ^^
Besos Amiga!!!♥

Lu dijo...

O son alucinaciones mías, o Anne Rice tiene MUCHA pinta de vampiro xD en fin, ya conocés mi opinión acerca de las historias de vampiros y yo conozco muy bien la tuya. Supongo que sólo resta esperar a ver qué nueva novela/ saga sale al mercado destinada a un público de mi edad en adelante. Lindo material de lectura ¬¬ sin ofender a quien le guste, que yo no estoy diciendo que me desagrade. En fin, mejor termino acá porque me van a echar por incoherente :P un besazo, te quiero!

Alma~ dijo...

RICHELLE MEAD

Porque

1)Aunque Crepúsculo en su momento me encantó me di cuenta que es copia total de Cronicas Vampiricas de LJ Smith. Me enojé tanto por las multiples coincidencias, que odié a Meyer con mi alma en el instante u.u

2)Gray es un asco. Bianca, la protagonista, es absolutamente patetica y tambien la trama.

3) Richelle Mead es la reina. Me han encantado todos sus libros aunque mayoritariamente vampire acamey...♥

Alma~ dijo...

academy*

Shashira dijo...

Alma, estoy contigo. Creo que hoy en día Vampire Academy, aunque no llegue a las cifras de Meyer, es la mejor en cuanto a calidad literaria.

Alma~ dijo...

Ni hablar u.u Meyer lo unico que hizo fue pegarle porque es un tema de amor idiota que vende :/ Lo que importa es la calidad y Dimitri, Adrian y Rose la rompen.