1 nov. 2009

Traición de Scott Westerfeld


Después de haber leído un libro tan especial como El Dador, no quería comenzar una lectura suave o sin sentido, así que me fui a mi librería favorita, que está a media hora en autobús -el asco de vivir en los pueblos XD- y le dije a Mame, mi librera favorita, que me recomendase algo de ese estilo... y me dio Traición de Scott Westerfeld.

Mame, alabada sea tu mente y tu nombre, of course.

Sinopsis extraída de lecturalia.com:

Como todos los chicos y las chicas de su edad, Tally espera con impaciencia cumplir los 16 años, porque a esa edad se someterá a una intervención quirúrgica que la convertirá en perfecta. Su transformación, sin embargo, se ve amenazada cuando su amiga Shay huye para unirse a la resistencia, un grupo de disidentes que no quieren someterse a la operación y que viven en El Humo, una ciudad clandestina.

Tras la huida de Shay, las autoridades le ofrecen a Tally una disyuntiva: o bien continuar siendo imperfecta para siempre, es decir, no someterse a la operación, o bien ir en busca de Shay y entregarla a los agentes de Circunstancias Especiales, los encargados de preservar la seguridad en el mundo.


He suprimido parte de la sinopsis porque había demasiados spoilers, y no quiero destrozar tampoco la historia.

El mundo ya no es como nosotros lo conocemos. Después de pasar guerras, penurias y demás, los seres humanos se han dado cuenta de que necesitaban un cambio de perspectiva. Para ello, ahora sólo se alimentan de productos que parecen carne pero no lo son, que son vegetales, pero un tanto tratados. Tampoco llevan pieles de animales, ni existe el racismo, o la desigualdad, dentro de lo que cabe. Vosotros os preguntaréis, ¿cómo es esto? Pues es sencillo: Para que no haya envidias, celos ni odios, todos los humanos son operados a los dieciséis años para convertirse en "perfectos".

Por perfectos se entiende el crear la simetría ideal en el rostro, una cirugía estética a las que se les somete gratuitamente a todos, sin excepción, y que es el primer paso de la infancia a la madurez en este futuro. Tally Yougblood, nuestra protagonista, es una de esas chicas que esperan someterse a la operación. Tally es una chica sencilla que vive en Feópolis, -la ciudad dónde residen los menores de dieciséis años a la espera de su transformación- y que de vez en cuando hace travesuras, como traspasar las fronteras de Feópolis para internarse en Nueva Belleza, ciudad dónde residen los "perfectos", y su mejor amigo Peris.

En una de esas incursiones, Tally conoce a Shay, una "fea" como ella, algo rebelde y sabelotodo, que al parecer es la única persona en el mundo que no ve con buenos ojos eso de tranformarse en perfecta; de hecho, a ella le encanta su aspecto, cosa que Tally no llega a entender, y por ello discuten varias veces.

Días antes de cumplir los dieciséis, Shay le habla de un gran secreto a Tally: Existe una ciudad clandestina llamada Humo, dónde algunos chicos huyen para no convertirse en perfectos, y seguir siendo feos. Es más, Shay incluso le habla de un tipo llamado David, el cual recoge a estos rebeldes para llevarlos hasta el Humo.

Por eso, a Tally no le sorprende el día que Shay huye hacia el Humo para no someterse a la operación. Lo que sí la saca de sus casillas, es que Circunstancias Especiales -un departamento jefe en Nueva Belleza- le niegue a Tally su deseo de operarse, viendo así truncadas todas sus espectativas de futuro. La causa por la que se le niega la tranformación no es otra que la huida de Shay. Así que CE -Circunstancias Especiales- le da a Tally un ultimátum: O les hace llegar a Humo y demantelar todo el grupo rebelde, o no será perfecta jamás en su vida.

Llegados a éste punto, Tally acepta el traicionar a Shay, a la gente del Humo y sus principios para ver así cumplidos sus mayores deseos. Lo que Tally no espera, es cambiar de opinión cuando conoce a David.

Fantástico. No tengo más que elogios para ésta saga, tanto en estructura como en trama. Westerfeld ha creado un futuro perfecto y aterrador partiendo de la premisa de que todos queremos ser guapos en esta vida, y teniendo la extraña percepción de que siendo perfectos sería un camino de rosas, ya que todos tendríamos unos ojos bonitos, una piel idónea y unos dientes parejos. El problema viene cuando todo este anhelo por conseguir la perfección se convierte, no en deseo, sino en obsesión, una obsesión que llega hasta el punto de traicionar a tus amigos, a tí misma y tu moral por conseguirla.

Lo que el libro intenta inculcarte, es que hay que aprender a ver más allá del exterior -como en La Bella y la Bestia- porque, por muy bello que sea uno, ¿qué será de ti si no eres buena persona, si traicionas a tus amigos? ¿Qué deseas más, tu cuerpo o tus pensamientos, tus ideas, tu vida tal y cómo tú la creaste?

Y llegados a éste punto, Westerfeld se mete de lleno en la idea que ya Lowry nos dejaba caer con El Dador: Una sociedad no puede ser perfecta cuando no puedes ser libre. En el futuro que se nos presenta en Traición -en inglés Ugly, "Feos"- hay un terrorífico adoctrinamientos al que te ves sometido desde tu nacimiento - resaltar el hecho de que Tally posee una máquina en la que se dibuja a sí misma siendo perfecta-. Te lavan el cerebro de tal manera, que sólo tienes ojos para lo que llegarás a ser en un futuro, que no es otra cosa que guapo, creando así una percepción superficial de la realidad de una persona. Esta sociedad no crea belleza, sino monstruos obsesionados con ella, que se desprecian a sí mismos hasta que son operados, transformados, convertidos en "iguales".

Con esta saga, Westerfeld hace una dura crítica a la sociedad de hoy, que se deja llevar por lo físico, pero también pone en el punto de mira lo que estamos haciendo con el planeta: la tala de árboles, nuestra dependencia insana al petróleo, la matanza indiscriminada de animales, o incluso la dieta alimenticia que llevamos. Nos quiere concienciar para que cambiemos, para que nos demos cuenta de lo malo y lo bueno, de lo que de verdad cuenta en ésta vida para alcanzar el equilibrio cuerpo y mente.

Tengo que añadir que, sin ser original eso de concebir una "sociedad perfecta" que propone Westerfeld -como referencias veamos El Dador, y otros clásicos como Un Mundo Feliz- es cierto que engancha, y mucho. No llegó a tenerme tan embaucada como Lowry, pero tío, este libro es la puta hostia, y perdónde por el taco.

Traición es el primer volumen de una serie de cuatro libros, -en un principio iban a ser tres, pero finalmente se escribió uno más-, llamados en inglés Ugly -Feo-, Pretty -Bello-, Specials -Especiales- y Extras. Todos ellos forman la saga "Ellas", un nombre que no entiendo, sinceramente, ya que éste libro no es sólo para chicas. En España se está publicando con el sello de la editorial Montena, y lo podéis comprar a un precio de 14.95 euros cada uno. Hasta ahora, sólo hay publicados los dos primeros en España -Traición y Perfeccción- y el tercero llegará en Febrero del 2010.

También decir que Fox ha comprado los derechos de autor para llevar la saga a la gran pantalla, cuyo estreno está previsto en el 2011, así que aún debemos esperar.

De momento, os dejo el trailer hecho por fans del primer libro, y una curiosa encuesta que se hizo a chicas de la calle sobre el aspecto físico y su importancia.





Y hasta aquí mi reseña de hoy.

¡Nos leemos!

2 comentarios:

MelanieCB* dijo...

mmmm he visto en muchas paginas este libro(y su trilogia)....
te dire que no me llama la atencion... pero a leer tu reseña...me vino a la mente "Los juegos del hambre" ... ;al principio no me queria leer estos libros,sin embargo me decidi y ,bueno,no me enamoraron,pero si son entretenidos.
asi que he ahi el dilema.... :/

Shashira dijo...

¡Hola Melanie!

A mí Los Juegos del Hambre me gustó mucho, y más aún la segunda parte, Catching Fire. Pero a diferencia de Los Juegos del Hambre, Traición y su saga se centra más en la persona, además, reflaja muy bien los interrogantes adolescentes, y eso es un punto a su favor.

Yo he de admitir que Traición también lo había visto en otros lugares, pero nunca me dio por leerlo porque, sinceramente, eso de la cirugía estética no me atrae mucho, pero la verdad es que no me he arrepentido de ello. A veces, nos dejamos guiar por las sinopsis y creo que hasta que no lo lees no te puedes concienciar realmente de cómo es un libro, opinar de él y decir si te gustó o no.

Yo desde luego te recomiendo que lo leas, tanto éste como El Dador, porque ambos son bastante buenos, tienen una conciencia social y también una base futurista de los antiguos títulos y estrellas de la ciencia ficción, como Un Mundo Feliz.

Si has leído Un Mundo Feliz y te ha gustado, éste tipo de libros no te van a decepcionar, ahora, si lo que te gusta realmente es la fantasía pura y dura, estilo Memorias de Idhún, pues como que mejor los dejas apartados XDD

De todos modos, insisto, deberías leerlos, es más ¡te animo a ello fervientemente!

¡Besos!

Shashira