1 sept. 2010

Gone de Lisa Mcmann


Sinopsis:

Janie pensó que sabía lo que le deparaba el futuro. Y ademas pensó que había hecho la paz con el mismo. Pero no puede dejar de arrastrar a Cabel con ella. Janie sabe que Caleb permanecerá a su lado, a pesar de lo que ella ve en sus sueños. Él es asombroso y ella es un tren descompuesto. Janie solo ve una manera de darle la vida que el merece ... tiene que desaparecer. Y eso los matará a ambos. Entonces un extraño entra en su vida y todo se revela.
El futuro que alguna vez Janie enfrentó tiene un amenazador cambio y sus opciones son mas horrendas que lo ella creía posible. Sola, debe decidir entre sus dos demonios. Y el tiempo se esta acabando.

La vida de Janie nunca ha sido perfecta. Fue abandonada por su padre, convive con una madre alcohólica, y debido al don que tiene de entrar en sueños ajenos, su cuerpo se está deteriorando a pasos agigantado. Ahora que sabe a lo que se enfrenta gracias al cuaderno que la señora Stubin le dejó, Janie tiene que decidir qué rumbo va a tomar su vida: Asumir su deterior físico y quedarse junto a Caleb, o por el contrario tener una vida larga renunciando a su don y a su novio. Y cuando ella cree que ya nada puede ir peor, aparece en su vida Henry, su padre, y con él el mundo de Janie vuelve a dar un giro de ciento ochenta grados.

Como esto de escribir sobre segundas y terceras partes a veces resulta jodido por eso de desentrañar más de lo que uno debe y quiere, intentaré ser lo más concisa posible. Sé que es tirar piedras sobre mi tejado, pero si no has leído aún Fade, es mejor que no se lea la reseña, ya que a veces será imposible no colar algún detalle, prefiero prevenir al personal por si hay algún lector quisquilloso. De todos modos, intentaré no hacerlo.

Este libro lo esperaba con ganas, muchas ganas, y no me ha defraudado. Ahora me alegro de no haber dejado de leer esta trilogía a pesar de que el primer libro, Wake - Sueña en castellano- no me gustó tanto como esperaba. Aunque soy alérgica al estilo de narrativa que utiliza la autora, -frases cortas, excesivo diálogo, pocas descripciones- debo decir que con Gone, Lisa Mcmann me ha conquistado.

Mientras que en Wake se daba a conocer la relación de Janie con Caleb, y en Fade se centraba más en el propio descubrimiento de lo que conlleva ser una "atrapasueños", Gone tiene como tema estelar los personajes y su madurez. Iremos recorriendo un camino largo, a veces tortuoso, donde iremos conociendo más sobre la historia que hubo entre Henry y la madre de Janie, así como los miedos y dudas que alberga Caleb referente a su relación con Janie.

Creo que este libro destaca especialmente por el realismo de cada una de las situaciones. Cuando el padre de Janie aparece, los sentimientos contradictorios que éste genera en la protagonista son creíbles, 100% auténticos, y aunque a veces pueda pecar de fría, cada forma de pensar y acción está jsutificada. Por otro lado, me gustó mucho que la autora hiciera un inciso en la historia de amor de los padres de Janie, y de como su madre llega a hacerse alcohólica. Es como si se resolviera la última parte del rompecabezas para dar forma a lo que hoy por hoy es Janie. Por último, y no por ello menos importante, quiero mencionar los altibajos que sufre la relación de Janie con Caleb durante todo el libro. Las pesadillas de Caleb, unido a las serias dudas que se plantea Janie sobre su futuro, genera un sentimiento de incertidumbre que no se resuelve hasta las últimas páginaslo que en mi opinión suma un punto a favor.

Hablando ya concretamente del final, este no es ni blanco ni negro, es simplemente eso: Un final lleno de matices donde hay mas grises que otra cosa. A mí personalmente me ha gustado porque era lo que debía ser, sin tapujos y verdades a medias, dejando un sabor agridulce pero con la sensación de que no había otro modo de acabar. Es como si la autora te dijera: Ey, es lo que hay. Asume las consecuencias y vive lo mejor que puedas.

El único fallo que tiene el libro aparte de la narrativa, quiza sea que el ritmo de las primeras páginas es demasialo lento, hablando de cosas y manteniendo diálogos que no tienen ni pies ni cabeza. Luego ya mejora, y viene lo bueno, así que si os sucede lo mismo que a mí espero que no dejéis de lado el libro.

Nota:

Resumiendo: Con Gone, Lisa Mcmann da final a una trilogía en la que no falta acción, amor, problemas y complejidades, y sobretodo amor, mucho amor. Puede que a no todos les guste, pero desde luego no te dejará indiferente.

Adicionales: Gone es el último tomo de la trilogía Dreamcatcher, que en España se está publicando actualmente bajo el sello de Círculo de Lectores, con los siguientes nombres: Sueña -Wake (Julio), Teme -Fade-(Septiembre) y Huye -Gone-(Noviembre). El precio es de 14.00 por tomo.

Y nada mas por mi parte, ya me diréis qué os pareció.

¡Nos leemos!

No hay comentarios: