4 feb. 2011

Firelight de Sophie Jordan

Hoy os traigo la reseña de uno de los libros que me regalaron por Reyes, el cual me pedí porque de tanto escuchar a Beleth mencionarlo me entró la curiosidad, y ya sabéis que la curiosidad mata al gato, y en mi caso funde la Paypal.

Enjoy!

Sinopsis:

Una verdad oculta.
Enemigos mortales.
Un amor condenado.


Marcada como especial a temprana edad, Jacinda sabe que todos sus movimientos son observados. Pero ella ansía tener libertad para tomar sus propias decisiones. Cuando rompe el principio más sagrado para los de su clase, está a punto de pagarlo con su vida. Hasta que un apuesto desconocido la salva. Un desconocido que había sido enviado para acabar con aquellos que son como ella. pues Jacinda es una draki: una descendiente de dragones cuya mayor defensa es su don secreto de cambiar a forma humana.


Obligada a huir al mundo de los mortales con su familia, Jacinda lucha por adaptarse a su nuevo entorno. Lo único bueno es Will. El apuesto y esquivo Will despierta a su draki interno. Aunque se siente irresistiblemente atraída por él, Jacinda sabe el oscuro secreto de Will: su familia y él son cazadores. Debería evitarle a toda costa, pero su draki interior se desvanece poco a poco… si muere, ella seguirá siendo humana para siempre. Jacinda haría cualquier cosa por evitar que eso suceda. Aunque signifique tener que intimar con su enemigo más peligroso.

¿Os acordáis de esas leyendas míticas de dragones y sus cazadores? ¿De aquellos caballeros que se ganaban el pan de cada día persiguiendo a seres alados que escupían fuego? ¿De esos seres que aterraban y secuestraban a bellas damiselas insulsas para que luego llegara el caballero y la salvara del "apuro"? Pues Firelight es eso, pero a lo moderno. Ah, y el dragón, es la chica.

Jacinda Jones (No había leído un nombre tan feo desde ese maravilloso Po de Graceling) es una Draki, que no son otra cosa que descendientes de dragones que se camuflan en la sociedad actual con forma humana. Jacinda vive junto a su madre y su hermana en una comuna Draki más aislada que en Supervivientes y con un espíritu rebelde que trae de cabeza a los jefes del clan. Y es que nuestra Jacinda encuentra en la rebeldía la forma de luchar por una causa justa: vivir su vida sin que la rijan los demás. Porque seamos sinceros, ¿quién estaría a gusto en un lugar dónde dentro de los seres extraordinarios eres aún más extraordinario por el simple hecho de ser el primer Draki en siglos que posee la habilidad de respirar fuego? ¿Y si esa habilidad te ata a un compromiso junto al chico -Cassian- que tu hermana gemela ama prácticamente desde la cuna? Pues eso mismo.

Para dejar claro que lo de rebelde no es simplemente un decir, un día nuestra Jacinda se mete en problemas al romper las reglas del clan y transformarse cuando no debe, asunto del que sale ilesa gracias a la ayuda de un joven cazador de dragones que le salva, y nunca mejor dicho, el pellejo. Temiéndose lo peor, Jacinda debe huir junto a su hermana -descendiente de Drakis pero humana 100%- y su madre -humana al dejar morir su Draki años atrás-, instalándose en un pueblo perdido en medio del desierto. Aquí Jacinda conocerá lo que es ser una alumna "normal" de Instituto, hará nuevas amistades, y nacerá algún que otro contratiempo.

No estaría tan mal si no fuera por un pequeño factor: Su dragón está muriendo y lo único que parece revivirlo es Will, un chico que no tendría nada de especial si no perteneciera a una familia que caza dragones, y fuera el que le salvara el pellejo anteriormente (ay que ver qué pequeño es el mundo, y más concretamente Estados Unidos). Con un simple "Yo te conozco, pero no sé de qué", se inicia una historia de amor destinada a fracasar sí o sí, pues por un lado, Jacinda sabe que debe distanciarse de Will y de su familia todo lo que pueda, pero su parte Draki le dice que de eso nada, monada, que ese chico lo hace sentirse fuerte y que debe permanecer pegada a él como si fueran imanes.

La pregunta es, ¿cómo pueden permanecer juntos si están destinados a matarse?

Jacinda Jones, nuestra protagonista, es una chica fuerte, estrechamente vinculada a su lado Draki, y que por diversas circunstancias acaba viviendo en el desierto junto a su hermana y madre. Aunque Jacinda puede ser algo petarda a veces -no para de quejarse en todo el libro- es un personaje con forma, que mantiene constantemente una lucha interior. Por un lado, quiere agradar a su familia, sobretodo a Tamra, su gemela, ya que ella en el clan siempre se ha visto desplazada por su condición de humana. Sin embargo, Jacinda nota que ahora es ella la que no encaja en el lugar, algo que se ve agravado cuando su parte Draki empieza a debilitarse. Como consecuencia ella sí quiere volver a su manada, y se niega a ver morir su lado Draki.

Otro problema que se encuentra de por medio es Will. En el instante que Jacinda y él se encuentran, ambos sienten la conexión entre ellos, y a pesar de que Jacinda sabe que no debería, le es inevitable permanecer a su lado, ya que es la única forma de que su lado Draki no caiga en el olvido. Will es para Jacinda el aire fresco en una mañana calurosa de verano. Pero Will no es un chico cualquiera: pertenece a una familia de cazadores de dragones, humanos encargados de atrapar Drakis para luego lucrarse. Como veis, una lucha interna constante. La pareja es interesante, aunque en algunos momentos concretos cae en ese amor meloso que tanto detesto, pero se lo perdonaremos.

El resto de los personajes son más bien estereotipos, así que tampoco hay que dar muchos detalles de ellos: El prometido misterioso (Cassian), la hermana inadaptada que se vuelve popular (Tamra), el primo malvado (Xander) y la mejor amiga extraña. Todos ellos, a pesar de caer en los tópicos, son necesarios dentro de la trama. Eso sí, no pude con Tamra, fue superior a mí.

Uno de los puntos fuertes del libro es, evidentemente, el tema de los dragones. Los Draki creados por Jordan son una raza original, llena de matices y sobretodo con esa mezcla entre lo mitológico y moderno, lo antiguo y actual, que no hace otra cosa que engancharte al libro con anclajes tan firmes que no te separarás de él hasta haberlo terminado. Lejos de lo que se entiende comúnmente por dragón, Sophie Jordan se adentra en la mitología y la magia antigua para traernos unos seres excepcionalmente originales que nada tienen que ver con los licántropos, ángeles o vampiros, y más con la naturaleza, karma y conexiones interiores.

Eso sí, se echa de menos el saber más de los Drakis, pues aunque ofrece información, Jordan no es de las que se explayan demasiado en el tema. Especialmente me intrigó la conexión que existe entre los Draki y las piedra preciosas, y en cómo fueron capaces de evolucionar hasta poder transformarse en humanos. Pero bueno, supongo que es algo que se explicará en los próximos libros.

La trama está bastante bien. Es cierto que al estar escrito en primera persona se ve centrada en Will y Jacinda, pero eso no desmejora el libro. Además el ritmo es ágil, deteniéndose en los puntos que debe y pasando por encima algunos otros que se irán resolviendo en un futuro. No me gustó tanto al comienzo, porque el inicio es algo brusco y no entendía mucho -aparte mi inglés tampoco ayuda demasiado- pero luego el ritmo se endereza y no aburre, que es lo primordial. Además, hay que añadir ese final tan WTF? que te deja con ganas de coger a la autora por el cuello para que te pase el manuscrito del segundo.

Nota:


En general, Firelight es un libro ameno, que aunque cae en algún que otro tópico, se compensa con toques de extrema originalidad. Un libro ideal para los amantes de la novela juvenil y aquellos que echan de menos un buen argumento en el que no haya lobos, ángeles o vampiros. Si alguien pensó que los dragones estaban muertos, espera a conocer a Jacinda y sus aventuras en el instituto.

Firelight fue publicado en el 2010 en EEUU. Beleth de Book Eater creó en Facebook una comunidad para que lo publicaran en castellano el libro (la verdad es que merece la pena), si os pasáis por el blog podréis entrar. Aparte de eso, tengo entendido que habrá próximamente una película, cosa que se está poniendo de moda. Libro juvenil que tiene éxito, libro que se adapta a la gran pantalla.

Y nada más por mi parte.

¡Nos leemos!

PD: Reseña dedicada a Izzy, que me preguntó qué me pareció el libro por Anobii. Pues ale, ahí la respuesta XD.

8 comentarios:

Beleth dijo...

Me ha encantado la reseña :D! A ver si hay suerte y algun día la podemos ver en español.. T.T Pongo el enlace en el grupo de facebook :D!

Liz dijo...

seria genial poder ver este libro en español!

Selene dijo...

Pinta bien para una tarde entretenida de lectura.

pd me alegro que estés de regreso

bss

Arien dijo...

Se ve muy, pero muy bien.
Espero que no tarde en estar en la lengua de Cervantes.

Izzy 13 dijo...

Me has convencido definitivamente xDDD

Me voy a hacer con él aunque voy a esperar a marzo para que sea en tapa blanda y me salga por la mitad de precio :D


Besos

Alma~ dijo...

Oh, que genial!, tenía ganas de saber que pensabas al respecto, ya que hubo un momento en el cual a todos los blogs les agarró como un panick-attack y enlazaron su descarga/reseña más o menos en la misma semana :|
Lo voy a probar en unos días, ya que ahora estoy en vicio con Química Perfecta y 100 años de Soledad, pero sin dudas lo haré porque NO TIENE VAMPIROS NI ANGELES CAIDOS! (estoy oficialmente cabreada con las editoriales por ese tema)y me alegraria probar un libro nuevo, con fantasía y original. (porque oficialmente dejé de considerar a los lobos/vampiros/angeles literatura "fantástica" desde que se los puede encontrar en los institutos de cualquier historia).

Me gustó mucho tu reseña, y con respecto a lo de las películas, tienes toda la razón! A los directores de cine les pasó lo mismo que a las escritoras juveniles (no a tod@s, obviamente) se cansaron de tener creatividad para usar algo ya inventado.

Besos !

ifigenia dijo...

Lo tengo por aquí, en casa, pero de momento no me llama mucho la atención, por lo que dices me ha recordado ligeramente a ladrones de humo. No me gustan mucho los estereotipos, pero si va a haber una película, lo justo es ir a verla después de leerlo.

Besos

Anónimo dijo...

Se ve genial el libro, y con toda razon de originalidad, porque vampiros lobos y angelen estas en cada esquina, pero cuando se supone que va a salir en españa¿?...