25 may. 2011

Zafiro de Kerstin Gier

La quería al menos dejar colgada por si tardo más de lo previsto, aunque no lo creo, ya que en la clínica me han asegurado que mañana podré ver e incluso me han asegurado que sería conveniente que leyera y todo... curioso. Mi madre lleva luchando para que deje de leer desde que tengo once años - Palabras textuales: ¡una hora vale, pero es que llevas cinco horas pegada al libro!-, y ahora resulta que me prescriben leer. Hay que joderse.  

Enjoy!


 
Sinopsis.

Gwen está hecha un lío. Gideon, su “compañero” de viajes en el tiempo la está volviendo completamente loca: tan pronto la besa apasionadamente como la ignora con desdén. Y es que nadie dijo que el amor a través del tiempo fuera una empresa fácil, ni mucho menos.

Por suerte, Gwen tiene a su mejor amiga Leslie, a James, el fantasma del instituto, y a Xemenius, una gárgola bastante irreverente, para que le echen una mano en sus altibajos amorosos. Ah, y en lo de comportarse como la ahijada de un marqués o un duque del siglo XVIII.  

Porque desde que se ha convertido en la última viajera en el tiempo parece que estos son sus planes: asistir a una soirée en el año 1782, salvar el mundo y, sobre todo, no dar el cante. Así que ahora su vida consiste en aprender a bailar el minué (que no es nada sencillo) mientras decide lo que siente por el chico de sus sueños (que tampoco lo es).




He intentado hacer un resumen si dar muchos espoilers, pero como me es imposible, mejor paso directamente a mis impresiones.

Este es el segundo volumen de la trilogía "El Amor más allá del tiempo" (si queréis ver la reseña del primero pincha aquí) y sigue la misma estela que el primero. Narrado en primera persona, Gwen nos relata sus vivencias como viajera en el tiempo, sus líos amorosos, y poco más. La historia mantiene ese halo adictivo e intrigante de su primera parte, lleno de diálogos frescos, secretos ocultos, y personajes llenos de claroscuros.

En Zafiro nos encontraremos nuevamente con Gideon de Villiers (personaje que no me llega a convencer), Charlote, la prima de Gwensu estrambótica familia, fantasmas varios y su amiga Leslie. También tenemos a nuevos personajes, como Xemenius, una gárgola divertida y socarrona de la que me he enamorado profundamente y Raphael, el hermano pequeño de Gideon que parece sentir algo por Leslie. El libro empieza tal y donde acabó Rubí, y transcurre en las dos semanas posteriores, así que no hay muchos cambios en lo referente a la personalidad de los protagonistas, es más, creo que en realidad Zafiro no aporta nada nuevo a la trama, salvo que se profundiza (en mi opinión, excesivamente) en la relación que tiene Gwen con Gideon.

Creo que por el panorama bloggero soy la única en opinar así, pero a mí me gustó mucho más Rubí. No es que el libro sea malo, porque como ya mencioné a mí me dejó enganchada desde la primera hasta la última página, pero ciertamente no es lo que me esperaba de una continuación. Si el primero estaba centrado en los viajes en el tiempo, su poder, misión e historia, en Zafiro se deja un poco de lado el tema y se centra más en la relación de Gwen y Gideon, los cuales mantienen el típico "te quiero pero te odio" que últimamente puebla cada libro que leo de JR. Hay un poco de acción hacia el final de la novela, celos, traiciones, un grupo enemigo de los viajeros, ciertos toques de misterio que ya se plantebana en el primero y en el segundo siguen sin resolverse, y mucha, mucha tensión sexual no satisfecha.

Zafiro me ha decepcionado principalmente porque yo esperaba respuestas, y las que se me han dado no tienen nada o poco que ver con el problema y solo acarrea más turbulencias a la trama, haciéndome que me pregunte cómo va a hacer Gier para resolver todo los pormenores en el último volumen sin dejar cabos sueltos allá por doquier. De hecho, no entiendo bien el porqué del nombre (Zafiro), porque yo le hubiera puesto Diamante (que es la piedra de Gideon).

Evidentemente me ha gustado saber más de la relación entre Gwen y Gideon, pero que todos los pensamientos de Gwen estuvieran embadurnados de una u otra forma con la presencia del muchacho eclipsaba no sólo al resto de los personajes (excluyendo a Xemenius), sino la esencia misma de la historia. Además, la acción escasea y sólo se hace presente allá en las veinte últimas páginas, haciendo que las visitas de Gwen a una soireé y a los años de la posguerra sean un tanto... bueno, tranquilos.

Dejando aparte esos detalles, debo confesar que a mí el libro me ha gustado. Mantiene el ritmo (que no el equilibrio), es más divertido que el primero, principalmente por la presencia de Xemenius, y engancha bastante, seguramente porque ese aura de misterio que tiene el primero se conserva en el segundo. Me ha gustado saber algo más de Charlote, del abuelo de Gwen, conocer a Xemenius, y adentrarme en esas fatídicas experiencias que se dan en el primer amor.  

Nota:


Zafiro es, en general, una continuación que no está a la altura de su predecesora, pero que a pesar de ello conserva los ingredientes suficientes para mantenerte en vilo hasta el final. Divertida, amena, y llena de escenas cargadas de amor, es un libro indicado para todos aquellos adeptos a las historias juvenil-romántica con ciertos toques oscuros. Se te hará cortísimo.

Zafiro se publicó en febrero del 2011 en España, por la editorial Montena, aunque mi edición el del Círculo de Lectores. Su precio es de 17.00 euros. Es el segundo volumen de una trilogía, así que aún falta un poquillo para que llegue a nuestras tierra Esmeralda, el tercer y último libro.

Y nada más por mi parte.

¡Nos leemos!


1 comentario:

ifigenia dijo...

Idem. Completamente de acuerdo contigo, a mí no me gustó tanto como rubí, me sentía al leerlo como si la trama no avanzase, pero espero con ansias el 3º, porque tienen que pasar un montón de cosas (que ya sé por la bendita wikipedia, a ver si la declaran patrimonio de la humanidad ya), y el traductor de google de alemán, lalala.

Besos.

pd: me encontré en youtube un vídeo de Xemerius, que aunque habla en alemán y yo ni papa, la estatua es muy mona: http://www.youtube.com/watch?v=oI1lfmV4WMs