19 sept. 2011

Bibliotecas del Mundo 3.0: España

Hacía mucho tiempo que no actualizaba esta sección, pero hoy por fin me he puesto a ello. En post anteriores hablé de bibliotecas muy importantes alrededor del mundo, como las de Rusia o Brasil. En esta ocasión vamos a "barrer pa´ casa" y hablaremos de la Biblioteca Nacional de España.

Sede Madrid
Enjoy!

La Biblioteca Nacional de España es la sede principal del patrimonio bibliográfico y documental español, poseyendo un total de veintiseis millones de ejemplares, entre ellos mapas, libros (entre los que hay tres mil incunables), partituras, revistas, grabados, diarios etc. Consta de dos edificios en total: Uno en Madrid y otro en Alcalá de Henares.

El edifico necoclásico de Madrid fue terminado en 1892 (aunque no abrió al público hasta 1896), comenzando a contruirse veintiséis años antes, obra de Francisco Jareño y Alarcón, que fue sustituido años más tarde por Antonio Ruiz de Salces (1888). En 1983 pasa a ser nombrado  Monumento Histórico Artístico de carácter nacional.


Sede Alcalá de Henares

La sede de Alcalá de Henares comienza sus obras en 1986, convirtiéndose en sede de la Hemeroteca Nacional, el Instituto Bibliográfico Hispano y el Centro del Tesoro Documental. El proyecto lo lleva a cabo el arquitecto Francisco Fernández Longoria, aunque a lo largo de los años ha tenido numerosas ampliaciones debido a su falta de espacio. En la actualidad cuenta con seis torres y un total de 250 kilómetros de estantería. 

La Biblioteca Nacional fue fundada por Felipe V a finales de 1711, abriendo sus puertas al año siguiente con el nombre de Real Biblioteca Pública, habiendo un Real Decreto por el cual un ejemplar de cada libro que se imprimiera en España debía ir a parar a las estanterías de la Real Biblioteca. Su objetivo principal era fomentar el estudio del pueblo español, así como conservar y reunir las bibliotecas privadas de los nobles que luchaban en la guerra como apoyo a Carlos de Austria.
 
Biblioteca de Madrid
En un principio, la biblioteca estaba ubicada en un pasadizo que une el Real Alcázar con el Monasterio de la Encarnación, aunque a lo largo de los años y por diferentes motivo (guerras, falta de espacio, política, reconstrucciones etc) fue cambiando de ubicación continuamente (Convento de los Trinitarios Calzados, Casa del Marqués de Alcañices entre otros). Hasta 1892 no se trasladó a su sede actual. 

A finales del siglo XIX la biblioteca deja de depender oficialmente de la corona, siendo responsabilidad del Ministerio de Gobernación. Con este cambio pasa a llamarse Biblioteca Nacional, aunque no será hasta 1991, cuando la biblioteca se considere un organismo autónomo.

Robot de la sede de Alcalá de Henares
Debido a las desamortizaciones (Mendizábal (1836), Espartero (1841) y Madoz (1855)) muchos conventos, monasterios u órdenes religiosas son cerrados, con lo cual sus numerosos manuscritos (unos 70.000 sólo en la primera desamortización de Madrid) tienen como destino la Biblioteca Nacional. Este hecho se repetirá varias veces a lo largo de los años, no solo debido a las numerosas desamortizaciones, sino también a la llegada de la I República (1873-1874), y con el estallido de la Guerra Civil (1936-1939), donde se incautaron más de 500. 000 obras.

Vestíbulo de la sede de Madrid
La colección de la Biblioteca se compone de más de 30.000 manuscritos, cerca de 3.000 incunables, unos 500.000 impresos anteriores a 1831, más de 6.000.000 de monografías modernas, cerca de 110.000 títulos de revistas y una colección de prensa estimada en casi 20.000 periódicos. Dispone de una colección de grabados, dibujos, carteles y fotografías. La colección de partituras impresas y manuscritas supone más de 500.000 obras, los documentos sonoros superan los 550.000 ejemplares, la colección de audiovisuales contiene más de 80.000 volúmenes y el Servicio de Cartografía conserva una colección de fondos cartográficos antiguos y modernos de todo el mundo.

Información extraída de wikipedia y la web de la Biblioteca Nacional.
Fotos de Google.

Ya sabéis que si tenéis interés en alguna biblioteca, dejadme un comentario. 

Nada más. 

¡Nos leemos!

3 comentarios:

Carol dijo...

Me encanta esta sección!!! :-)

Shashira dijo...

Y a mí que te guste y comentes, ¡ya me estaba deprimiendo!

Carol dijo...

Pues no te deprimas, ni mucho menos...

Soy una asidua de tu blog y la verdad es que aunque no comente mucho lo visito con frecuencia.

A partir de ahora (me quitaré la vena tímida de encima) comentaré más para que sepas que hay mucha gente que sigue tu blog!

Seguro que nuestras anotaciones te dan más ánimos para seguir con él.