21 sept. 2011

Demonios Personales de Lisa Desrochers

Estoy en éxtasis total. Para empezar porque ayer el grupo de KPop Beast actuó en Madrid en un concierto gratuito al aire libre y tuvo una excelente acogida. Para terminar porque JYJ viene a España a dar un concierto en Barcelona, lo que se traduce como que voy a ver por fin a mi amado ¡Jaejoong Oppa!

Y ya saciada mi vena friki, pasemos a lo que nos atañe hoy.


Sinopsis:

Inspirándose en la historia bíblica de Caín y Abel, Lisa Desrochers ha creado Demonios Personales, el comienzo de una serie que va más allá de la clásica guerra entre el bien y el mal, mostrando lo divertido que puede resultar ser perverso.

 Frannie Cavanaugh es una alma solitaria. Se ha mantenido alejada de todos, incluso de sus mejores amigas... hasta que Luc Cain llega al instituto. Es guapo y peligroso, y Frannie no puede evitar sentirse atraída por él.

Pero lo que no sabe es que Luc tiene la misión de atrapar su alma. Y es que Frannie posee una habilidad tan extraordinaria que hasta el rey del Infierno se ha dado cuenta. Por desgracia para Luc, el Cielo tiene otros planes... Justo cuando Luc comienza a hacer progresos, el ángel Gabriel aparece. Gabe hará cualquier cosa para impedir que Luc obtenga lo que busca, y si no lo obtiene, todos lo pagarán... en el Infierno.

La vida de Frannie siempre ha sido de lo más normal. A pesar de que suele mantener las distancias con todos -incluso sus mejores amigas-, ser expulsada de colegios católicos, tener relaciones sin futuro y no creer en el amor, Frannie ha sabido cerrarse a cal y canto, aparentando que todo marcha bien sin que nadie puede traspasar sus muros.

En su último año de instituto, Frannie cree que nada va a estar fuera de lo común, pero entonces llega Luc Cain, y las cosas empiezan a torcerse, o mejor dicho, a calentarse.

Lucifer Cain es un demonio en el sentido literal de la palabra. Con miles de años de vida y recién  llegado del caluroso Infierno, la misión de Luc es marcar el alma de Frannie para que acabe en el Averno. Luc no tiene problema alguno en hacer su trabajo, lo ha hecho miles de veces antes, sirviéndose de su cuerpo y su cerebro para llevarlo a cabo, pero esta vez es diferente. Por un lado, nos encontramos con que a Luc empieza a gustarle un poquillo Frannie, lo que cambia un tanto el juego y por otro, tenemos a Gabriel, un ángel buenorro salido de la revista GQ dispuesto a marcar el alma de Frannie para que sea del Cielo. 
Dos chicos guapos, una sola mujer, tensión sexual no resuelta y un montón de problemas que resolver.

Si tuvieras que elegir entre el cielo y el infierno... ¿qué elegirías? ¿estás seguro?

Lisa Desrochers ha sabido sacar tajada del boom chico bueno-chico malo creando una historia entre el cielo y el infierno que en esencia es cien por cien representativa del juvenil romántica, el nuevo género que arrasa en las librerías y entre buena parte del público.

Frannie, es una adolescente de diecisiete años que ve cómo su vida cambia en el instante que Luc y Gabe entran en su vida. Gabe es luz y tranquilidad, la paz que uno ansía y pocos alcanzan envuelto en un cuerpo de infarto y unos ojos azules que traspasan tu alma. Al otro lado del cuadrilántero tenemos a Luc, con su cabello y ojos negros, sus piercings  y rezumando sensualidad por los cuatro costados. A Frannie le gusta Luc... pero también le gusta Gabe, y de esta forma, el triángulo amoroso por excelencia, y que mantendrá al lector en tensión. 

Ninguno de los tres protagonistas me han gustado, ya no solo porque entren dentro de los topicazos, sino porque ninguno de ellos son lo que te cuentan al principio.

Luc es un adolescente hormonal que tiene de demonio lo que yo de reina. Durante todo el libro ha tenido unos puntos bastante decentes, pero en general no me ha parecido ni la mitad de malo de como se nos presenta en un principio, además, su atracción por Frannie es tan a "primera vista" que yo ni me lo creía. Decepcionante. Gabe es un ángel un tanto mediocre que parece que lo único que tiene en la boca todo el tiempo es el "háblame, te sentirás mejor" paternalista que tanto me desespera. Aunque eso sí, entre conversación y conversación si puede sobarse con Frannie, pues mejor que mejor. Totalmente complejo de "Pájaro Espino". Frannie es una Barbie Malibú que lleva una vida extremadamente superficial. Su mundo gira entorno al no: no voy a enamorarme, no voy a quedarme en mi pueblo, no quiero acercarme a mis amigos, no puedo decir quién me gusta más, si Luc o Gabe. Pues hija, si así vamos por el mundo, espera a ver dónde acabas.

En un principio la tensión sexual entre los tres chicos me gustaba, pero luego de unas cuantas páginas ya llegaba a exasperarme, porque cuando Frannie no tenía la lengua metida en la boca de Luc, la tenía entre los labios de Gabe, y aunque yo quería saber porqué Frannie era tan importante, la autora le ha dado  más importancia a las relaciones interpersonales que a la acción en sí, lo que ha hecho que baje unos cuantos puntos en mi escala. Hablando en plata: que entre me decido, no me decido, la única que ahí ha sabido montárselo realmente a lo grande es Frannie, que con su aire de mosquita muerta ha triunfado adentrándose en la zona caliente masculina, sobretodo con Luc.

Lo mejor de todo es que este hecho no es desconocido para los chicos, ya que Luc tiene el interesante poder de captar los sentimientos de las personas dependiendo del olor que desprenda -chocolate, pimienta, grosella...-  y él en todo momento sabe que Frannie mantiene un tira y afloja con Gabe, y sí, le cabrea, pero tampoco es que haga mucho por evitarlo. Y aquí es cuando el demonio malvado no-me-toques-la-moral se convierte para mí inevitablemente en un pasota. Idem con Gabe.

El libro está narrado en primera persona y presente, alternando los puntos de vista de Luc y Frannie. Gracias a ello el lector es capaz de conocer cada pensamiento de los protagonistas, sus odios y temores, sentimientos, y cómo enfocan cada obstáculo. En general la trama no me ha gustado. El ritmo es lento en gran parte del libro, la acción dura dos hojas y no es nada del otro mundo, las amigas de Frannie aparecen y desaparecen del mapa sin tu saber porqué, las descripciones me parecieron bastante superficiales y los momentos claves suceden muy rápido, no pudiendo ni saborear el momento. Por no decir que en gran parte de la novela no sucede nada. Hojas y hojas contándote las aventuras y desventuras de Frannie y los dos chicos que si se eliminara este libro se quedaría en la mitad. Más paja que en un granero.

Si tuviera que destacar algo, serían los diálogos entre Luc y Frannie, cien por cien cargados de malas -y lujuriosas- intenciones, y el final, que al parecer la autora se espabila un poco y sale de la nube rosa en la que vive ¿el resto? Nada excepcional, de hecho, me ha decepcionado.

No he leído ninguna reseña de este libro, pero, de momento, la mía es negativa.

Nota:

Demonios Personales es una novela donde la lucha entre ángeles y demonio se traslada a un instituto americano. Un libro lleno de tópicos y típicos protagonistas a rebosar de hormonas y exento de coherencia.

Demonios personales es el primer libro de una -adivinad- trilogía que en España se publicó en Junio de este año por La Factoría de Ideas y cuesta 16.95 euros. El segundo libro está a la venta en ingles, pero en castellano deberemos de esperar.

Y eso es todo.

¡Nos leemos!

3 comentarios:

Plexiglas dijo...

por merlin!!! me acabo de quedar flipando con tu reseña!!! tan malo es??? jooooooo, con las ganas que tengode leerlo... asi no se puede U_U'

un besico*

Shashira dijo...

Quizá a ti te guste, en general, las reseñas que he leído sobre él decía que era bastante bueno. A mí personalmente me parece un gasto de dinero, la verdad.

Anónimo dijo...

Que a uno le parezca que no le guste el libro, a otro a lo mejor le parece flipante. yo estoy deseando leermelo y me da igual las opiniones de los demas respecto a los libros porque tengo unos gustos muy diferentes al resto de la gente. por eso digo que no te fies de lo que digan los demas, si a ti te parece interesante, a lo mejor lo es.