30 dic. 2011

Where She Went de Gayle Forman

Y aquí estamos nuevamente con una reseña más, esta vez de una saga de la que quedé completamente enamorada el año pasado, Si decido quedarme, teniendo tanto éxito en EEUU y el resto del mundo que la autora le dio punto y final con esta segunda parte que ahora os traigo.

Esta vez e inevitablemente, habrá spoilers de Si decido quedarme. Avisados quedáis, frikis.

Enjoy!

Sinopsis:

Han pasado tres años desde el devastador accidente… tres años desde que Mia se alejó para siempre de la vida de Adam.

Ahora, viviendo en lados opuestos de la costa, Mia es una estrella en ascenso de Julliard y Adam es una sensación periodística en Los Ángeles gracias a su nuevo estatus de estrella rockera, por no hablar de su nueva y famosa novia.

Cuando Adam queda atrapado en Nueva York solo, el destino junta a la pareja una vez más por una última noche. Mientras exploran la ciudad que se ha convertido en el hogar de Mia, Adam y Mia regresan al pasado y abren sus corazones al futuro.
Where she went comienza tres años más tarde de lo acontecido en Si decido quedarme, y cambiando el paisaje de un tranquilo hospital a la tumultuosa y no menos atractiva Nueva York. Adam y Mía, ya no están juntos, y aunque ambos han escogido el mismo camino -la música-, se han decantado por campos muy contrapuestos. Mientras que Mía realiza estudios de clásico en Juilliard, Adam se prepara para una gira con su grupo de rock, el cual bate records allá donde va.

Pero el destino les vuelve a unir una noche, doce horas donde recordaremos el pasado de la pareja, y nos adentraremos en el corazón de una de las ciudades más misteriosas que hay, todo ello desde el punto de vista de Adam.

Era muy complicado. Gayle Forman ha puesto todo su empeño, fuerza y talento en este libro, pero superar una novela como Si decido  quedarme eran palabras mayores, y pese a que se le reconoce el esfuerzo, no está a la altura de su predecesora.

En Where she went nos metemos en la piel de Adam, ese rockero con alma de poeta que ya conocimos en Si decido quedarme como secundario, pero que ahora siendo protagonista y tras tres largos años, ha cambiado radicalmente: estresado, solo y con una novia actriz siete años mayor que desea hacerlo padre a toda costa, Adam ha sucumbido al pánico escénico que muchos artistas sufren cuando no pueden manejar el éxito, lo que le ha llevado a distanciarse del mundo y en esencia de sí mismo.

Where she went es una novela... tierna no, pero si conmovedora, llena de las inquietudes típicas de los veinteañeros que intentan encontrar su lugar en la vida, pero sobretodo rabia, rencor, soledad y desconsuelo, sentimientos que la autora refleja bien en cada escena y diálogo del libro a través de los ojos de Adam, que no para de hacerse preguntas -¿Por qué me dejó Mía?, ¿Quién soy? ¿Qué ha pasado con mi vida?- cuyas respuestas se irán revelando con cada riconcito nuevo de Nueva York que sus ojos vean por primera vez.

Pero en esencia Where She Went no es Si decido quedarme, y la verdad es que hay momentos en los que los personajes, los diálogos e incluso las situaciones se ven tan forzados, tan densos y atípicos que no han logrado calarme como el libro anterior. Además, algunos capítulos referentes al pasado de Adam han sido prescindibles, total y absolutamente, mientras que en los que relata la actualidad me sabían a poco en muchas ocasiones, porque cuando lograba meterme en situación el capítulo había terminado. Además, el final es ya de peliculón, tan... ¿surrealista? que no me lo creía ni yo. Sinceramente, lo último me sobraba.  

Gran parte de culpa de que este libro no haya estado a la altura la tiene también el personaje de Mía. Mientras en Si decido quedarme me pareció una muchacha seria, dulce y perdidamente enamorada, en Where She Went se ha convertido en un témpano de hielo dispuesto a hundir el Titanic. No he logrado cogerle el tranquillo al personaje hasta que no llegué prácticamente a las últimas treinta páginas, que es cuando llega el desenlace, y sus explicaciones, sinceramente, me parecieron coherentes pero su forma de actuar totalmente inmadura y muy egoísta.

Y Adam... en fin, eso es un mundo. Me ha gustado mucho el personaje de Adam, y a la vez me ha disgustado. 

Gayle Forman ha sabido crear un protagonista totalmente romántico a la altura de las circunstancias, pero no me refiero al romántico de las novelas, sino el típico romántico del siglo diecinueve que estaba dispuesto a morir si su amada no lo aceptaba, al estilo de Larra o Bécquer, y que después relataba sus desamores a través de poemas y escritos. Adam es un romántico con chupa de cuero y una fender al hombro, con cara de Kurt Cobain y alma Becqueriana, que descarga su frustraciones en papel, dándole forma como una figura de barro hasta que se convierte en canciones. Demasiado rápido para vivir, demasiado joven para morir, como dice el tatuaje de mi amado G-Dragon, esa es la frase que describe la vida de Adam.

He sentido mucha empatía con él en ciertos recuerdos de su vida, pero sobretodo en lo que se refiere a la forma de llevar su ruptura con Mía. El Adam de los recuerdos es un chico que no entiende qué ha pasado, que se siente perdido sin ella, lleno de rabia porque no sabe exactamente qué ha ido mal para que Mía tome tan drástica decisión; sensaciones y sentimientos que descarga con cada letra y melodía musical que compone. Y es que si algo he tenido claro en este libro, es que la música en el caso de nuestro protagonista no es solo un canal para expresarse, sino una forma de vida, de ser. En definitiva, la música para Adam y Mía es una actitud.

Lo único que tengo que reprocharle al personaje de Adam es tanta obcecación por sumirse en el vacío, con una actitud totalmente conformista, como si después de Mía no hubiese nada más y esperara que las cosas le llegasen en vez de coger el mapa del tesoro e ir a buscarlas cual Peter Pan. Además sus pensamientos me resultaron un tanto repetitivos, y tan depresivos a veces... no sé explicarlo, y tal vez incluso me contradiga, pero es un "te quiero, pero no te amo" lo que tengo con este protagonista.   

Nota:  


En definitiva recomendable, pero no ha superado mis expectativas. Demasiado oscuro, excesivamente denso, con frases bonitas, pero con escenas para el desguace, sobretodo el final tan surrealista. Bonito, pero no hermoso.  

Where She Went salió a la venta en EEUU en la primavera de este año, y pronto se publicará en nuestro país. 

Y nada más.

¡Nos leemos Frikis!

9 comentarios:

Lana Drown dijo...

Pues si encima me dices que este te gustó menos que el anterior, al que yo encontré algo inverosímil, ya tengo claro que con este ni me molesto, jajajaja.

Shashira dijo...

Jajajajaja.

Lee bajo tu responsabilidad, pequeño Padawan.

LoneWolf64 dijo...

Sinceramente este libro me ha fascinado. No estoy seguro de que tanto como "Si decido quedarme", pero definitivamente en este ya no soy el espectador de lo sucedido a Mia, sino que por el contrario soy Adam viviendo su sufrimiento, y esto es lo que me sorprende de la escritora, que siendo mujer, ha sabido captar a la perfección todo el embrollo y lo complejo del sufrir de un hombre, algo que en nuestra sociedad es tan difícil de expresar que es irónico que sea ella quien lo expresa con mayor claridad. Sin duda alguna, un final increíble que te deja pensando que siempre puedes alcanzar el final de película. No creo que se trate de saber cual es mejor, ya que siento ambos títulos como uno mismo en dos episodios.

Maria dijo...

Tremenda historia, gracias por recomendarla, saludos.

Estefania dijo...

Yo tranquilamente leyendo tu reseña hasta que....Nombre de G-Dragon salvaje aparece ♥' en cuanto leí la frase..era de que "yo la he escuchado antes" y cuando vi GD me dio un ataque de risa y me perdi el resto de la reseña ;; espero que el libro sea de mi agrado~

cindy dijo...

pues a mi me ha encantado! existen esas almas torturadas como Adam, estaba en una depresión por eso actuaba así, tan destructivo, conformista y tan triste, yo lo pude entender porque he pasado por eso en que cuando te levantas solo quieres que el maldito día acabe de una vez... en fin ha despertado muchos sentimientos al leerlo y me ha encantado... no es de los típicos libros que todo es color rosa, aquí se ve lo que se sufre cuando el amor de tu vida te deja sin explicación...también me pareció que Mía no era la misma chica del otro libro, pero claro acaba de perder a toda su familia, nadie seguiría siendo el mismo después de algo así... a mi me ha parecido un libro genial y totalmente a la altura del otro... pero claro esa es mi opinión ;)

Juan Hernandez dijo...

Donde puedo conseguir el libro?

Anónimo dijo...

Sabes cuando sale la pelicula en españa?

natalie dijo...

vi la primera pelicula y me enamore de esta historia de drama amor,etc!!! quisiera saber cuando se estrena la segunda parte! estoy muy ansiosa!! muuchas gracias