21 dic. 2010

Fancy Pants de Susan Elizabeth Phillips

Hoy iba a subir la reseña de Retrum de Francesc Miralles, pero me ha salido mi vena rebelde y he optado por este libro tan poco conocido. En este día, quiero hablar de algo diferente, algo no desconocido, pero tal vez un tanto olvidado y a lo que merece la pena echarle un vistazo.

Por ello, he escogido Fancy Pants, un libro romántico de la escritora estadounidense Susan Elizabeth Phillips (autora de la serie Chicago Stars, Besar a un Ángel o Lo que hice por Amor) que hasta sus seguidores más fieles pueden llegar a pasar por alto. El libro tiene más de veinte años (creo que salió en el 89) y no sé si estoy equivocada, pero creo que fue el primero que publicó ella.

Sinopsis:

Ella era el más hermoso adorno británico de la jet-set europea. Ahora está acabada, furiosa y recorriendo a pie, cojeando, una carretera secundaria vestida con un horroroso vestido rosa de época...
 
Él era alto, delgado y el típico guaperas americano. Le gustaban las cervezas frías y las mujeres ardientes que le mantuvieran caliente. 
 
¿Por qué demonios tuvo que parar el coche por esa lamentable y maleducada Escarlata?


Francesca Day ha vivido en la opulencia desde niña. Fiestas en el yate de Onassis, amante del Príncipe de Inglaterra, amiga íntima de Mick Jagger, a Francesca Day la fortuna le sonríe cada día, y ella solo sabe gastar, ponerse guapa, y disfrutar de lo que le depara su día de princesa fría consentida. Pero a esta londinense veitneañera el mundo le da la espalda cuando su madre muere accidentalmente y se encuentra de un día a otro sin una libra, prácticamente en la calle.

Malvendiendo sus trajes de diseño y por recomendación de una "amiga", Francesca marcha a EEUU para hacer fortuna protagonizando una película de época, sin embargo, las cosas salen mal y ahora se ve en un país desconocido, sin un dólar en el bolsillo, y vestida con el peor traje de Escarlata O´Hara que alguien pueda imaginar.

Entonces entra en escena Dallas Beaudine, un golfista cercano a la treintena que recorre el país jugando torneos junto a su mejor amigo Skeet, alias no-soporto-a-nadie. Dallas es cínico, machista y, en general, cun completo cabrón (diría capullo, pero me quedaría corta). Dallie recoge a Fancesca (que desde ahora es Francie) en una gasolinera como obra de caridad. A partir de ahí su vida se vuelve del revés.
No es solo porque Francie sea la antítesis de lo que Dallas busca en una mujer (charlatana, cabeza hueca, sin sentido del humor, pija y tremendamente consentida), lo que más le molesta es que, a pesar de ser un dolor en su trasero (mira quién fue a hablar...)  Francie hace casi inevitable que él se sienta atraído por ella, y viceversa, dando rienda a una historia de ¿amor? un tanto rocambolesca, con esposa, huidas y hasta peleas de por medio.
¿Conseguirán Dallie y Francesca estar juntos? ¿Podrán superar sus diferencias?
La mayoría ha leído alguna vez a Susan Elizabeht Phillips (SEP) y gran parte de los que siguen este blog deben a estas alturas saber cuán fiel seguidora soy de todos sus libros. Con cada uno de ellos ha sabido conquistarme, ya sea por una trama fascinante (Besar a un Ángel), unos personajes increíbles (Este corazón mío) o una combinación de ambas (Heaven Texas). Y con todo el dolor de mi corazón, ese corazón de auténtica fan, debo decir que este libro es lo peor que me he leído de SEP hasta el momento.
Fancy Pants tiene todos los rasgos característicos de una novela de SEP: Una trama principal que empieza de un modo original, una historia de amor con secundarios, personalidades definidas, pasados ocultos, enredos varios, y algún que otro golpe de efecto. Pese a ello, ésta novela no es cien por cien SEP por varios motivos:

1º- El comienzo de Fancy Pant no es lento, sino lo siguiente. Nada más empezar a leer te encuentras de lleno sumergido en principios del siglo veinte con la historia de la abuela de Francesca, luego pasa a mediados y ésta cambia para hablar de Chloe, su madre, y por último (allá por la página 60 o 70) por fin (¡por fin!) llegamos a Francesca y a finales de los ochenta. El fallo reside en que SEP se harta de explicarnos todo esto para que entendamos la personalidad de Francesca, el porqué actúa de ese modo tan Paris Hilton sin llegar a odiarla. Estaría bien si te lo desgranaran poco a poco, pero tragarte eso de golpe es como un puñetazo bien dado en la cabeza, de esos que te dejan mareada durante días. Lo único que me alentó a pasar las primeras páginas fue a quién pertenecía el libro, de otro modo, lo hubiera dejado por imposible.

2º- La historia en general es orginal, pero a grandes rasgos tiene momentos que claramente recuerdan a otros libros de ella. Un ejemplo es cuando Dallie recoge a Francesca en la gasolinera y ella va con un traje a lo Escarlata O´Hara horterilla. Cuando lo leí lo primero que pensé fue que es exactamente la misma escena que SEP utiliza en "Nacida para Seducir", el último libro hasta ahora publicado de la serie Chicago Stars, con la diferencia de que en este último la chica va disfrazada de castor. Otro ejemplo es la relación Teddy-Dallie, muy parecida a la que tienen Edward y Gabe, dos de los personajes de "Volver a Soñar", otro libro de la serie Chicago Stars. 

Luego, también está el hecho de que la trama tiene muchos frentes abiertos. Primero empieza, como ya dije, contando la historia de la abuela y madre de Francesca, luego pasa a ella, más tarde a Dalli, y luego aparece una tal Naomi que no sabes qué pinta ahí hasta bien avanzado el libro. Como ya dije, la historia es buena, pero la estructura es lamentable.

3º- Otro fallo reside en los personajes. Francesca es una protagonista repelente, que tiene todas las típicas características de una mujer que ha vivido toda su vida durmiendo en la cima de la cadena alimenticia. Egocéntrica, narcisista, fría y manipuladora, Francesca es un regalito, vaya. Sin embargo, cuando algo sucede (no voy a decir el qué) ella cambia, y con ello la perspectiva del personaje. De odiosa niña de mamá pasar a transformarse en una mujer luchadora, fiel a sus principios y en extremo sincera. Finalmente acabé por cogerle cariño, al igual que a Skeet, Teddy y Holly Grace. 

Sin embargo, y esto es la primera vez que me ocurre con un personaje masculino de SEP, no pude tragar a Dallie. Dallas Beaudine es, lo mires por donde lo mires, un perfecto hijo de puta. Al principio reconozco que tenía un pase con ese cinismo que tanto me agrada, pero cuando lo conoces bien... joder, es de lo peor que me he encontrado en un libro de este género. Machista, egoísta, cobarde, manipulador, alcohólico y violento, con estas papeletas cualquiera se pregunta cómo no acabó entre rejas, o protagonizando un programa de los más buscados de  América, pero ahí está. No logro cabilar qué le pudo pasar a SEP para crear un personaje tan Slytherin, y que al final todos acaben respetándolo por uno u otro motivo.

5º- Y ya por último, añadir algo que no es un error, pero sí algo que le falta a esta historia, y es el sentido del humor SEP. Hay momentos que se deja entrever, instantes en que tienes una esperanza, un hilo finito por el que andas mientras rezas porque veas algo que reconozcas como ese humor sarcástico que una vez leídte en Besar a un Ángel o Todo lo que hice por amor. Pero ni por asomo. Ese momento, si llega, a mí me ha pasado más rápido que el AVE y ni siquiera lo he vislumbrado. No me he reído en ningún momento con este libro. Nunca, ni siquiera he esbozado esa sonrisa idiota que a veces se me pone cuando hay un diálogo chispeante. Pena, penita, pena.

Pero no todo va a ser malo, aunque lo parezca. Fancy Pants tiene sus puntos fuertes cuando logras pasar cierto tramo del libro, y como ya mencioné, a pesar de que no pude tragar a Dallas, los secundarios son dignos de mencionar, empezando por Holly Grace (esa mujer es increíble), y terminando en Teddy. También debo admitir que el libro me dejó enganchada, aunque costó lo suyo (como cien páginas), por saber qué final me esperarían en la última página. Sin embargo, mucho me temo que este libro pasa sin pena ni gloria por mi estantería.

Nota:


Y le he agregado medio punto porque es un libro SEP, sino se quedaba en menos nota.

Para que seamos claros: Fancy Pants es un libro SEP, pero que no es ni la mitad de bueno que sus otras obras. No recomiendo su lectura a alguien que nunca ha leído a esta autora, más que nada porque es decepcionante y podría causar una idea equivocada de ella. Recomendable para tener una idea de la evolución de la escritora, y cambiar un poco de aire, pero nada del otro mundo.

Fancy Pants fue publicado en EEUU alrededor de 1989, y que yo sepa en España no hay indicios de que vaya a editarse, cosa que me alegra, porque no vale la pena. Como ya dije, sus otros libros son mucho mejores, y da lástima hacer una mala crítica de mi autora romántica favorita, pero la vida es cruel y los escritores más.

Y nada más por mi parte.

¡Nos leemos!

PD: Una curiosidad del libro. Casi al final, hace un cameo el jugador de golf español Seve Ballesteros. Según dice el libro, estaba coqueteando con la prota, espandiendo su "atractivo latino" XDDD



3 comentarios:

Kath Strossner dijo...

Yo amo a SEP, es una de mis escritoras favoritas, pero con este libro no he podido... No me gustó hasta donde leí y lo abandoné sin más... Es vdd no que dices, no es una buena referencia...

Espero algún día terminarlo :S
Gracias por tu reseña :)
Bss

Abril v. dijo...

Susan es mi 2da autora favorita, sus historias son nuevas y refrescantes, este libro en particular tiene sus puntos debiles, pero la historia es muy creativa y me encanto, por muy idiota que sea la mayor parte del tiempo el protagonista. Es un libro unico y por lo mismo genial.

Y Kath si lo empezaste, terminalo, valdra la pena.

gigi dijo...

tal vez no es el mejor libro de SEP pero me parece que hay que darle una oportunidad al menos para dar mas entendimiento a los posteriores libros de la saga Wynnet, texas. por otra parte no lo recomiendo para quienes comienzan a conocer a la autora, pues se pueden llevar una impresión equivocada.