28 ago. 2011

Mis Frikadas: Coffee Prince

Coffee Prince ( o "El Principe del Cafe", en los países latinoamericanos donde se pudo ver) es y casi lo puedo asegurar, el mejor dorama que he visto y veré jamás. La serie es una adaptación de la novela original escrita por Lee Sun Mi que lleva el mismo nombre -aunque también es conocida como The 1st Shop of Coffee Prince- y que en su momento fue el boom del verano, catapultando a todos sus actores a la fama.
A ver si soy capaz de explicar la trama sin que me líe, ni liaros de paso a vosotros...

Coffee Prince tiene como protagonista principal a Eun Chan, una muchacha marimacho aficionada al taekwondo que mantiene a su madre y su hermana menor trabajando como una esclava en diferentes empleos. Un día, Eun Chan es contratada por Han Kyul, el ricachón desenfrenado y liberal de turno que confunde a nuestra chica con un hombre, contratándola para hacerse pasar por su "novio" y así poderse librar de las "pretendientas" que su familia quiere adjudicarle para que siente cabeza.

Por circunstancias de la vida, Han Kyul, que desde un principio cree que Eun Chan es un hombre -y es que da plenamente el pego- acaba contratándola como camarera en Coffee Prince, una cafetería de su propiedad donde los requisitos para trabajar son:

1º- Ser un chico.
2º- Ser guapo.

Eun Chan, que se ve necesitada de trabajo, oculta que es una mujer a todos sus compañeros, inclusive a su jefe Han kyul. Con lo que no contaba, claro, era con enamorarse de él, y que encima Han Kyul se enamorara de ella. Pero Han Kyul cree que es un hombre, y él nunca ha salido con un hombre y se siente confundido por la repentina atracción que experimenta por el nuevo camarero.

¿Aceptará Han Kyul su "homosexualidad" y se liará con Eun Chan, o por el contrario acabará ésta confesándole que es una mujer?

Los adictos a los doramas seguro que conocéis la serie a pesar de sus años -fue emitida en Corea en el verano del 2007- y los que no sepáis absolutamente nada de ella, no sé a qué estáis esperando. Para que os hagáis una idea: Coffee Prince es a los doramas lo que J.K Rowling en la literatura. Habrá muchas imitaciones, pero como el original, ninguno.

Se me hace casi imposible imaginar que a alguien no pueda gustarle un dorama como Coffee Prince, ya que es una de las series más divertidas, originales y bonitas que existen. Ya no solo por su historia de amor, que es preciosa, sino por el sentimiento de amistad que mantiene Eun Chan con los cuatro camareros de Coffee Prince, cada cual con una personalidad bien definida y que, en una u otra medida, acabarán conquitándote.

Aunque el principio la serie se me hizo algo cuesta arriba, cuando la trama se encauza es imposible no querer a sus protagonistas y a todos sus secundarios, desde el camarero más bobo al más borde, pasando por el rompecorazones o el "guarrillo". 

La química entre Han Kyul y Eun Chan se palpa en el ambiente, y ésta solo se ve acrecentada con el paso de capítulos. Llegará un momento y no os daréis apenas cuenta, palabrita del Niño Jesús, que cada instante de Coffee Prince se convertirá en tu taza de cafeína diaria, necesitando cada vez más. Más risas, más lágrimas, más enfados, reconciliaciones, besos y tonterías varias. Y cuando por fin llegas al final -ese precioso, simple pero perfecto final- lo único que puedes hacer es sonreír de oreja a oreja y llorar desconsolada porque ha terminado. 

Y por experiencia propia, os prometo que de lo único que tendrás ganas es de volverla ver, de saborear sus mejores momentos, sus instantes más dulces y los más amargos. Como los diferentes cafés del mundo, Coffee Prince es para todos los gustos. Con este dorama puedes experimentar desde la tristeza más pura hasta la felicidad más plena, y todo en una hora. Cada situación, frase y escenario está tan bien montado y escenificado que acabas por creértelo, viajando hasta el país de los cafés.

Es que por mucho que piense y medite, no hay palabras exactas para describir lo que te transmite el ver Coffee Prince.

He hecho mi mejor esfuerzo, y espero que os haya ayudado. Ahora deseo -la esperanza es lo último que se pierde- que vosotros también lo hagáis, y le deis una oportunidad. No lo veáis como una serie para frikis, o porque una loca y aficionada a todo lo asiático os la ha recomendado. Verla como una serie sin más y dándole la oportunidad que se merece, como Friends, True Blood o Buffy, que aunque no es el mismo género, Coffee Prince no os decepcionará, ya que está hecha por y para disfrutar desde el primer hasta el último minuto.

Y si después de todo lo leído os queda ganas de hacerme caso, podéis pinchar aquí y comprobarlo vosotros mismos... y cuando terminéis -que espero que lo hagáis- ojalá me dejéis un comentario para saber vuetra opinión sobre el dorama.

Nada más por mi parte.

¡Nos leemos!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Buaaaaa. Nena, es que... ¡qué bien te expresas! Tú sí que sabes. Yo no lo habría resumido mejor, ni habría encontrado esas (merecidísimas) palabras para explicar qué es exactamente Coffee Prince.
Yo sólo sé que es preciosa. Un canto al amor y a la amistad, una bocanada de aire fresco.
Me he emocionado leyendo tu reseña. Incluso me han entrado ganas de ver de nuevo este dorama (y sabes que ya lo he visto varias veces...). Ojalá, como dices, algún lector termine leyendo post y se anime a darle una oportunidad. Merece la pena.
¡Gracias por la reseña! MEIKO.

Anónimo dijo...

bueno yo llore y dije por que termino me encanta es el mejor dorama que e visto tambien me gusta la reina de los reveses pero no tanto como coffee prince es el mejor!!!!!!!!!! se los recomiendo atee;jhanett

Anónimo dijo...

hola!!! me la estoy viendo hasta el momento ha sido buenisima.. Pero quisiera saber como termina?? Porque tambien me he visto doramas buenos en donde el final es inconcluso y no quisiera que este fuera asi!!!

Silbila dijo...

Ha pasado algo de tiempo (años) desde que leí esta entrada tuya, y desde entonces no he podido olvidarla y la he tenido pendiente siempre. Y, finalmente, la comencé hace tres días y la acabo de terminar.
¡¡ES LA COSA MÁS PRECIOSA DEL MUNDO!! Ha habido cosas que no me han gustado (Yoo Ju me ha caído fatal desde el primer instante hasta el último), pero, como tú misma has dicho, ¡ha sido como una droga! Estoy deseando que llegue el verano para tener más tiempo y poder volver a verla.
Bueno, sólo quería darte las gracias :)